Anorexia en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Anorexia en gatos

La anorexia significa pérdida de apetito y disminución de la ingesta de alimentos debido a la pérdida de apetito.

En lugar de ser una afección médica en sí misma, la anorexia en los gatos es un síntoma que podría indicar que existe un problema médico subyacente que debe explorarse. Las posibles causas van desde el estrés hasta los espasmos y las condiciones médicas graves.

Aquí, cubriremos algunas de las causas más comunes y cómo ayudar a un gato que no está comiendo.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

¿Qué es la anorexia en los gatos?

Si un gato simplemente come menos (pero sigue comiendo), esto se llama “hiporexia” o inapetencia. Pero "anorexia" se usa a menudo como un término general para describir una disminución en la ingesta de alimentos o una falta total de ingesta de alimentos.

Además, la anorexia se puede dividir en "anorexia verdadera" y "pseudoanorexia".

La verdadera anorexia es una pérdida de apetito, mientras que la pseudoanorexia ocurre cuando un gato quiere comer pero le resulta difícil hacerlo (por ejemplo, si un problema dental impide masticar adecuadamente los alimentos o si el dolor en cualquier parte del cuerpo lo distrae de la hora de comer) .

Signos de anorexia en gatos

Síntomas de la anorexia en gatos

Dado que la anorexia en los gatos se define por una pérdida de apetito y, en consecuencia, por no comer, no comer es el signo principal de la anorexia en los gatos.

Dado que la anorexia significa pérdida de apetito, los gatos anoréxicos comerán menos de lo normal o dejarán de comer por completo. Dependiendo de la causa subyacente, la anorexia puede ir acompañada de otros signos de que un gato no se siente bien.

Los signos clínicos que ve dependen de la causa subyacente específica y pueden incluir:

  • Vómitos o diarrea.
  • Ocultamiento o cambios de humor/personalidad.
  • Letargo o disminución de la energía.
  • Pérdida de peso.
  • Dejar caer la comida al intentar comer.
  • babeando
  • Ictericia.
  • Aumento de la sed y la micción.

Si bien estos síntomas comúnmente acompañan a la pérdida de apetito, ciertamente no son los únicos síntomas posibles.

Independientemente de si hay síntomas adicionales presentes o no, vale la pena hablar con su veterinario o hacer una cita cada vez que note un cambio en el apetito de su gato.

Causas de la anorexia en gatos

Causas de la anorexia en gatos

Las causas de la anorexia en los gatos son muy amplias y van desde indiscreciones dietéticas hasta infecciones y estrés.

Hay muchas, muchas posibles causas de la anorexia en los gatos.

Aquí hay algunas causas bastante comunes:

  • Cualquier cosa que provoque malestar estomacal, como espasmos o indiscreciones dietéticas.
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos.
  • Hábitos alimenticios quisquillosos o cambios en la alimentación.
  • Estrés, por ejemplo: cambios en el hogar, mudanza a un nuevo hogar, pensión o viaje.
  • Parásitos intestinales.
  • Infecciones, especialmente infecciones de las vías respiratorias superiores que afectan la capacidad de un gato para oler su comida.
  • Dolor por una lesión, artritis, etc.
  • Problemas de digestión como la EII.
  • Pancreatitis.
  • Enfermedad dental o dientes dolorosos.
  • Condiciones de salud subyacentes, como enfermedad renal, afecciones neurológicas, cáncer, asma, afecciones cardíacas, etc.

Ciertas condiciones de salud son más o menos probables según la edad, el historial médico y los síntomas del gato.

Para llegar al fondo del problema, de modo que la anorexia pueda tratarse de manera efectiva, un veterinario a menudo recomendará pruebas de diagnóstico.

Pruebas de diagnóstico para gatos con anorexia

Para determinar la causa de la anorexia, un veterinario utilizará toda la información disponible, incluido el historial médico y los síntomas de un gato.

Trate de observar y recopilar la mayor cantidad de información posible mientras espera su cita con el veterinario. Por ejemplo, tenga en cuenta cuánto tiempo ha estado ocurriendo la anorexia, si su gato todavía está comiendo pequeñas cantidades (y si solo está comiendo ciertos alimentos), si la anorexia está empeorando o acompañada de otros síntomas de enfermedad, cualquier cosa inusual que su gato pueda tener. metido, y si su gato sale.

Durante la visita, su veterinario realizará un examen físico para evaluar la salud general y buscar anomalías como fiebre, problemas dentales, masa abdominal, pérdida de peso, etc.

A menudo, se necesitan pruebas de diagnóstico para proporcionar más información y llegar a un diagnóstico. Esto puede incluir:

  • Un examen fecal para detectar parásitos.
  • Análisis de sangre para evaluar la función de los órganos, el azúcar en la sangre, el equilibrio de electrolitos y (si está indicado) pruebas hormonales, pruebas para detectar enfermedades infecciosas u otros análisis de sangre.
  • Análisis de orina.
  • Presión arterial.
  • Rayos X o una ecografía para observar más de cerca el tracto digestivo de un gato.
  • Endoscopia o biopsias.

Pronóstico para gatos que no comen

Pronóstico de la anorexia en gatos

El pronóstico de la anorexia en los gatos depende completamente de la condición subyacente que causa la anorexia.

Por ejemplo, un gato sano con parásitos podría estar completamente curado y listo para volver a comer con un simple tratamiento antiparasitario. Por otro lado, un gato cuya inapetencia se debe al cáncer probablemente tenga un pronóstico mucho más pobre para volver a la salud y los hábitos alimenticios normales.

Así que lo más importante es averiguar por qué un gato no está comiendo. Esa información determinará el pronóstico y el tratamiento.

La anorexia puede conllevar riesgos o complicar los problemas de salud subyacentes

Independientemente de la causa, la anorexia prolongada o severa puede dar lugar a complicaciones que conducen a un peor pronóstico.

Un escenario común es un gato que desarrolla lipidosis hepática o hígado graso. Esto ocurre cuando el hígado se ve abrumado por la necesidad de procesar rápidamente la grasa corporal almacenada en energía cuando un gato no está comiendo y puede causar insuficiencia hepática.

El tratamiento a menudo toma varias semanas y la condición puede ser fatal. El hígado graso puede desarrollarse sorprendentemente rápido, especialmente en gatos con sobrepeso que pueden tener la afección después de solo un par de días sin comer.

Una buena nutrición también es importante para apoyar la función saludable del sistema inmunológico y ayudar a un gato a curarse de cualquier condición médica que haya causado la anorexia en primer lugar.

Por lo tanto, es importante hacer que un gato vuelva a comer lo más rápido posible.

Cómo tratar la anorexia en gatos

Tratamiento de la anorexia en gatos

El tratamiento de la anorexia en gatos diferirá según la causa subyacente.

El tratamiento se dirige principalmente a la causa subyacente y varía mucho según las necesidades de cada gato (por ejemplo, medicamentos para el corazón para una afección cardíaca o una dieta recetada para problemas digestivos).

Además, independientemente de la causa subyacente, se debe implementar atención de apoyo hasta que el gato recupere el apetito, para prevenir complicaciones y el riesgo de hígado graso.

Estos son algunos de los esfuerzos de atención de apoyo más comunes que pueden ayudar a un gato anoréxico:

  • Medicamentos antieméticos (anti-náuseas/anti-vómitos).
  • Medicamentos para el dolor.
  • Antiinflamatorios.
  • Estimulantes del apetito.
  • Soporte de líquidos y electrolitos (que puede administrarse debajo de la piel o mediante un catéter intravenoso en el consultorio del veterinario).
  • Alimentos tentadores para estimular el apetito, como alimentos enlatados con un olor fuerte, la golosina favorita de su gato, atún o pollo al horno o hervido.
  • Medidas para disminuir el estrés tanto como sea posible. Alimente a su gato en un lugar tranquilo de la casa, preferiblemente lejos de otras mascotas que puedan estar compitiendo por la comida.
  • Alimentación manual mientras brinda atención adicional o elogios.
  • Calentar la comida de un gato antes de servirla. Solo verifique que la comida no esté demasiado caliente (no más caliente que la temperatura corporal), especialmente si usa un microondas que puede crear bolsas calientes.
  • Alimentación forzada o alimentación con jeringa a un gato. Este método puede funcionar si el gato acepta la comida de esta manera, o si solo necesita apoyo nutricional por un corto tiempo. Sin embargo, si un gato se resiste a la alimentación forzada (que es común), este método puede causar aversión a la comida y empeorar la anorexia.
  • Si está indicado, hospitalización y colocación de sonda de alimentación. Esto puede sonar un poco aterrador, pero para los gatos que necesitan apoyo nutricional durante un período prolongado de tiempo, una sonda de alimentación es en realidad más cómoda y mucho menos estresante que la alimentación forzada.

Algunas de estas medidas se pueden probar en casa, pero otras (como los medicamentos con receta) deben usarse bajo la supervisión de un veterinario.

Conclusión

La anorexia, o disminución del apetito, tiene muchas causas posibles en los gatos, que van desde el estrés hasta afecciones médicas menores y afecciones médicas graves o potencialmente mortales. Cada vez que se nota un cambio en el apetito, es mejor programar una consulta veterinaria y llegar al fondo del problema (y proporcionar el tratamiento adecuado) lo antes posible.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se trata la anorexia en gatos?

El tratamiento se dirige a la causa subyacente de la anorexia. Eso ayuda a garantizar que la anorexia realmente se cure (o se controle lo mejor posible a largo plazo, en el caso de afecciones crónicas).

También se necesita atención de apoyo para prevenir las complicaciones de la anorexia hasta que el gato vuelva a comer normalmente, y puede incluir medicamentos, apoyo con líquidos, alimentos tentadores o alimentación manual.

¿Qué puede causar la anorexia en los gatos?

Muchas cosas diferentes pueden conducir a la anorexia en los gatos. Las causas van desde condiciones curables (por ejemplo, tratamiento de parásitos o extracción de un diente doloroso) hasta condiciones de salud graves que pueden poner en peligro la vida (por ejemplo, ciertos tipos de cáncer). Incluso los factores emocionales como el estrés pueden causar anorexia.

¿Cuál es el mejor estimulante del apetito para gatos?

La mirtazapina (un medicamento antidepresivo que también tiene efectos contra las náuseas) y la ciproheptadina (un tipo de antihistamínico) son los dos estimulantes del apetito más recetados en gatos. Estos medicamentos deben usarse bajo la supervisión de un veterinario.

¿Cómo saber si un gato se está muriendo de hambre?

Una señal de inanición es la apariencia de un gato; por ejemplo, si las formas de las costillas, las caderas y la columna se pueden ver fácilmente debajo de la piel, es probable que el gato tenga bajo peso. Los gatos que no obtienen suficiente nutrición y calorías también pueden tener menos energía.

Se debe buscar atención veterinaria tan pronto como se note un cambio en el apetito, mucho antes de cualquier sospecha de inanición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://rheinlandrestaurant.com/

slot bet 100

gates of olympus

judi bola

judi bola

spaceman slot

https://www.pedulilindungi.id/spaceman/

https://barriosebastopol.com/

https://www.mediterraneanrestaurantsandiego.com/

https://squarefirebbq.com/

slot bet 200

mahjong

slot gacor

spaceman

situs slot bet 200

slot bet 200 perak

https://www.chandrapurforestacademy.org/

https://www.furryfriendsbonduel.com/

pusathoki

orbit4d

pusatmenang

pusatmenang

slot bet 100

orbit4d

slot qris

fokuswin

pusatwin

pusatmenang

pusatplay

pusatwin

pusatmenang

slot server thailand

pusatwin

slot server thailand

https://hendricksandsonsauto.com/

slot pakai pulsa

https://sweetiessundaes.com/

slot bet 100

slot qris

slot server thailand super gacor

slot deposit 10000

joker123

rujak slot

slot power of ninja