Cómo hacer que un perro y un gato se unan

Los gatos y los perros a menudo se presentan en los medios como enemigos acérrimos, incapaces de coexistir sin pelear, perseguir y, en general, molestar.

Si tiene un gato y un perro o está a punto de agregar uno u otro a su hogar, tenga la seguridad de que este no tiene por qué ser el caso. Con las personas adecuadas, una buena preparación y una presentación sin prisas, puede reinar la armonía pacífica.

¿Está lidiando actualmente con un hogar no armonioso? ¿Está introduciendo una nueva especie de manera inminente y no está seguro de cuál es la mejor manera de hacerlo? ¿Estás pensando en tener un gato, un perro o ambos y te preocupan tus otras mascotas? ¡Este articulo es para tí! Siga leyendo para conocer todo lo que necesita saber y nuestros mejores trucos para la unidad de las mascotas.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

Planificar el futuro

Si aún no ha recibido a su recién llegado, hay algunas formas de hacer que la presentación sea más fluida, tanto para usted, la mascota residente, como para el recién llegado. Asegurarse de estar bien preparado lo preparará para el éxito.

Aquí hay algunos pasos simples a considerar antes de traer a su nuevo miembro de la familia a casa.

Piense en el espacio de su hogar

Es importante recordar que aunque el objetivo general es tener un gato y un perro que se relacionen bien y pasen tiempo juntos, es probable que necesiten su propio espacio, al menos para empezar. Piense en sus mascotas actuales. ¿Cuáles son sus lugares favoritos? ¿Dónde pasan la mayor parte de su tiempo?

Ya sea que le presente un gato nuevo a un perro residente al que le gusta pasar el rato en la cocina con la familia, o que le traiga a casa un perro nuevo a un gato residente que en su mayoría holgazanea en el piso de arriba, es importante mantener algunos límites para la comodidad de su gato o perro residente.

Ambas mascotas necesitarán sus propios espacios seguros, así que intente diseñar el entorno de su hogar para que las diferentes especies tengan sus propios recursos en sus propias áreas para que no tengan que cruzarse demasiado, al menos al principio.

Lea también: ¿Los gatos son más inteligentes que los perros? Los científicos finalmente tienen la respuesta

Trate de no hacer cambios repentinos

Los animales nuevos siempre vienen con una cierta cantidad de "cosas": tazones de comida, ropa de cama, bandeja de arena, juguetes, rascadores y más. La introducción de una gran cantidad de objetos nuevos en una casa puede ser inquietante para una mascota existente, así que introdúzcalos suavemente y agregue nuevos objetos uno a la vez.

Trate de estar preparado y haga estos cambios con algunas semanas de anticipación para que su mascota se sienta tranquila y segura nuevamente cuando aparezca la adición realmente emocionante. Algunas experiencias positivas con estos nuevos equipos para mascotas pueden ser útiles; por ejemplo, se agregan nuevos tazones para gatos a la hora de comer y su mascota actual recibe un regalo adicional para la cena. A las mascotas les encantan las rutinas, así que trate de mantener su horario habitual durante este tiempo desconcertante.

Lea también: 5 conmovedoras historias de amistad entre gatos y perros

Experiencias positivas

Las mascotas nuevas requieren mucho tiempo y atención, lo que puede causar cierta ansiedad en las mascotas residentes. Parece obvio, pero este truco es fácil de pasar por alto. Es importante dedicarle tiempo a su mascota residente, especialmente si ahora tiene que compartir espacio con la nueva incorporación, o tal vez se mantenga fuera de ciertas áreas de la casa.

El tiempo de juego adicional, los elogios y las interacciones positivas, como abrazos y caricias, son muy importantes. Por supuesto, su nueva mascota también necesitará mucha atención, por lo que invertir en algunos juegos que acaban con el aburrimiento o en rompecabezas puede ser útil cuando no puede estar en dos lugares a la vez.

El proceso de introducción

Mantenga las presentaciones breves y positivas, sin forzar nunca las interacciones.

Su nueva mascota debe permanecer en confinamiento inicialmente, para evitar experiencias negativas con las mascotas residentes y para tener un poco de paz y tranquilidad para recuperarse de su viaje y nuevas experiencias.

Una vez que su nuevo gato o perro haya tenido tiempo de asimilarse a su nuevo entorno, es hora de comenzar a pensar en las primeras presentaciones. Este es un proceso que es mejor hacerlo muy gradualmente, con tiempo y paciencia.

Una nueva mascota es un gran evento en la vida familiar, y apresurar el proceso de presentación puede terminar en lágrimas. Puede ocurrir un comportamiento como la agresión, pero incluso los peligros menores, como los ladridos y gruñidos de un perro, o los silbidos y los arañazos de un gato, pueden dejar una impresión negativa y hacer que todo el proceso sea más difícil.

Aquí hay un horario sugerido. Esto es aplicable tanto para la introducción de un cachorro o un gatito, como para la vinculación de animales adultos. Si tiene dos mascotas que no se llevan bien, siempre puede volver a la etapa uno y comenzar el proceso desde el principio, lo que puede mejorar una relación difícil.

Lea también: ¿Los gatos se ponen celosos de los perros?

1. Intercambiar aromas

Tanto los perros como los gatos utilizan el olor como una parte importante de la comunicación. Las diferentes especies aún podrán recopilar mucha información entre sí simplemente oliendo los otros olores, y tendrán fuertes instintos para comunicarse a través del olfato. Comience frotando una toalla o paño sobre la nueva mascota y déjelo en el área de la mascota residente, y viceversa.

Trate de no colocar el objeto perfumado demasiado cerca de recursos valiosos, como comida y agua, en caso de que cause estrés y evite que la mascota acceda a estas necesidades. Otorgue una recompensa cuando cada mascota muestre interés en el olor de la otra y continúe este proceso diariamente hasta que ya no muestre ningún interés.

2. Explorando el territorio del otro

La siguiente etapa del intercambio de olores es permitir que cada animal explore el área de su hogar donde vive actualmente la otra mascota. Esto se hace mejor con el otro animal bien alejado para anular la posibilidad de una pelea o persecución desastrosa.

Una vez que han regresado a su propia área, la mascota residente puede regresar e investigar dónde ha estado la nueva mascota. Haga esto en ambos sentidos, para que ambos animales puedan explorar el territorio del otro.

Lea también: ¿Cómo marcan los gatos su territorio?

3. contacto visual

Si todo parece ir bien, el siguiente paso es dejar que las mascotas se vean. Idealmente, esto sucedería cuando ambas mascotas estén tranquilas, sin que ninguna esté demasiado restringida y ambas tengan la oportunidad de escapar. No se recomienda colocar a un animal en una jaula y permitir que el otro se acerque; esto puede ser muy amenazante y estresante.

El mejor método es usar una barrera, como una puerta para bebés, que permita la vista entre ellos pero no el contacto directo. Esto se puede cubrir parcialmente con una manta o una toalla para empezar.

Use una sujeción suave del perro, como una correa o un arnés, y permita que el gato tenga una ruta de escape. Al principio, deja suficiente espacio entre los dos y observa atentamente el lenguaje corporal del gato y el perro en busca de señales de que se sienten incómodos.

A medida que adquiera más confianza con esto, permítales acercarse gradualmente el uno al otro, relajando la correa de su perro pero manteniendo las sesiones cortas y tranquilas. Se espera que muchos elogios y recompensas hagan que estas sesiones sean positivas.

Lea también: 6 similitudes sorprendentes entre gatos y perros

4. Contacto directo

Las mascotas que se presentan como cachorros y gatitos a menudo tienen más facilidad para vincularse y aprender a llevarse bien.

Eventualmente, su tiempo y paciencia habrán valido la pena, y será el momento de permitir que sus mascotas se conozcan. Este proceso puede tomar una cantidad de tiempo variable, que puede depender de la raza y la personalidad de sus animales.

Algunas razas de perros tienen un alto instinto de presa, algunos cachorros luchan por responder a los comandos básicos, mientras que otros son naturalmente más tranquilos y tolerantes. Algunos gatos son tímidos y propensos a la ansiedad y, sin embargo, algunos son muy sociables. Recuerde tomarse su tiempo, escuchar las señales de sus mascotas y abordar el proceso lentamente.

Las primeras sesiones deben ser supervisadas de cerca, cortas y solo cuando ambas mascotas estén tranquilas y relajadas. Mantenga al perro atado para empezar y asegúrese de que ambas mascotas tengan salidas disponibles.

Trate de no intervenir si hay cierta tensión inicial, pero observe cuidadosamente el lenguaje corporal y acorte las sesiones si las cosas parecen tensas. Use golosinas, juguetes y distracciones inicialmente para facilitar a sus mascotas la sensación de un contacto más cercano.

Una vez que se complete este obstáculo, aumente gradualmente el tiempo que sus mascotas pasan juntas hasta que esté seguro de que es seguro dejarlas sin supervisión.

Conclusión

Introducir una nueva mascota en el hogar puede ser estresante, pero seguir nuestro sencillo proceso de pasos traerá armonía y orden a este emocionante momento. Esté siempre preparado para prepararse para el éxito, asegurándose de que se satisfagan todas las necesidades de sus nuevas mascotas sin interrumpir la rutina de su mascota residente.

Siga nuestros cuatro pasos: intercambio de olores, exploración de territorios, contacto visual y contacto directo como una buena base para preparar a sus mascotas para que sean tolerantes entre sí.

Lea también: Cómo hacer que los gatos se agraden entre sí en 10 sencillos pasos

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tarda un gato en acostumbrarse a un perro?

Un gato puede tardar semanas en acostumbrarse a un nuevo perro. Se recomienda mantenerlos separados al principio y luego implementar una introducción gradual. Comenzar con el intercambio de aromas y la exploración del territorio, y luego pasar al contacto visual y luego directo puede ayudar a suavizar el proceso y evitar el estrés y el conflicto.

¿Pueden los perros formar lazos con los gatos?

Sí, aunque los perros y gatos a menudo se presentan como enemigos en libros y películas, son perfectamente capaces de formar lazos sociales. Una introducción cuidadosa y gradual brinda la mejor oportunidad de que se forme un vínculo positivo en lugar de una asociación negativa.

¿Por qué mi gato le tiene tanto miedo a mi perro?

Los gatos tienen fuertes instintos de autoconservación, y los perros son generalmente más grandes que ellos y muy bulliciosos. Algunos perros tienen fuertes instintos de presa y se sabe que persiguen a los gatos. Tu perro puede estar afectando el acceso de tu gato a recursos clave como un plato de comida o una caja de arena. Asegúrate de que tu gato tenga un espacio seguro lejos de los cachorros para reducir el estrés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://rheinlandrestaurant.com/

slot bet 100

gates of olympus

gates of olympus

judi bola

judi bola

spaceman slot

https://barriosebastopol.com/

https://www.mediterraneanrestaurantsandiego.com/

Sbobet88

https://squarefirebbq.com/

slot bet 200

slot gacor

spaceman

situs slot bet 200

slot bet 200 perak

https://www.chandrapurforestacademy.org/

https://www.furryfriendsbonduel.com/

pusathoki

orbit4d

pusatmenang

pusatmenang

slot bet 100

orbit4d

slot qris

fokuswin

pusatwin

pusatmenang

pusatplay

pusatwin

pusatmenang

slot server thailand

pusatwin

slot server thailand

https://sweetiessundaes.com/

slot bet 100

slot qris

slot server thailand super gacor

slot deposit 10000

joker123

rujak slot

slot power of ninja