Blog

Hipoplasia radial en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Spread the love

Este artículo tiene como objetivo explicar los detalles de la hipoplasia radial en gatos. Este es el término que se usa para describir una deformidad anatómica de las patas delanteras de un gato que conduce a una apariencia y forma de andar inusuales en los gatos.

Estos gatos pueden describirse como gatos RH, gatos retorcidos, squittens o gatos canguro. A pesar de algunos de estos nombres que suenan lindos, estos gatos han nacido con una anomalía física grave.

Resumen rápido: Hipoplasia radial en gatos Resumen

tamano del texto
Otros nombres: gatos RH, gatos twisty, squittens o gatos canguro.
búsqueda
Los gatos con hipoplasia radial tienen problemas de movilidad: no pueden soportar el peso normalmente en sus patas delanteras debido a su forma deformada. Pueden caminar sobre los codos, pueden caminar con las patas delanteras torcidas o incluso pueden caminar verticalmente sobre las patas traseras.
archivos medicos
Diagnóstico: El padre de una mascota puede sospechar el diagnóstico de hipoplasia radial en función de la apariencia del gatito, pero se necesita la confirmación de un veterinario, quien puede necesitar tomar radiografías (rayos X) para demostrar con precisión lo que está sucediendo.
gato
Diagnosticado en gatos: Sí
píldora
Requiere medicación continua: A medida que los gatos afectados crecen, es posible que necesiten un alivio continuo del dolor para la enfermedad articular degenerativa (artritis) que a menudo se desarrolla con la hipoplasia radial.
jeringa de inyección
Vacuna Disponible: No apropiado
mermelada medica
Opciones de tratamiento: El tratamiento no es posible; Se necesita un manejo de por vida de los gatos afectados, prestando atención a las necesidades especiales de movilidad.
hogar
Remedios caseros: El cuidado en el hogar es importante, asegurándose de que el gatito/gato tenga un entorno apropiado que sea fácil de mover y seguro para un animal con movilidad reducida.

¿Qué significa hipoplasia radial?

El radio, uno de los dos huesos principales que forman el antebraquio o la parte inferior de la pata delantera de un gato (la pata delantera del gato es el equivalente al antebrazo de los humanos). La hipoplasia radial significa que el gato tiene un radio más pequeño de lo normal. La aplasia radial o agenesia radial significa la ausencia completa del radio.

El término hipoplasia radial a veces se usa para referirse a casos de aplasia radial o agenesia radial. Se podría argumentar que la aplasia radial es simplemente una versión extrema de la hipoplasia radial. Otro término que se usa a veces es micromelia de la pata delantera.

Las patas traseras de los gatos con hipoplasia radial suelen ser normales, por lo que los gatos afectados pueden caminar sobre sus patas traseras, pero no tienen un uso normal de las patas delanteras.

¿Por qué los gatitos afectados reciben nombres inusuales?

Estos nombres generalmente se les dan a los gatitos afectados debido a malentendidos sobre la causa de su apariencia anormal.

  • El término gatos RH simple se refiere a una abreviatura del término hipoplasia radial a RH.
  • El término gatos canguro (o gatos roo) se refiere al modo de andar inusual de algunos gatos afectados, quienes, con sus poderosas patas traseras y sus patas delanteras menos desarrolladas, pueden saltar de manera similar a un canguro.
  • El término squitten deriva de «gatito ardilla», lo que sugiere la descendencia de un gato que se ha apareado con una ardilla.
  • El término cabbit deriva de “gato conejo”, lo que sugiere la descendencia de un gato que se ha apareado con un conejo.
  • Claramente, es imposible que los gatos se reproduzcan con ardillas o conejos.

¿Cuáles son los síntomas de la hipoplasia radial?

Los síntomas de la hipoplasia radial felina son causados ​​por la incapacidad de soportar el peso normalmente en las extremidades anteriores. Los gatos afectados a menudo tienen patas delanteras más pequeñas, rígidas o torcidas. A veces caminan con las patas delanteras torcidas, a veces caminan sobre los codos y otras veces caminan verticalmente sobre las patas traseras.

La pata delantera anormal de un squitten puede describirse como una aleta debido a su apariencia inusual.

¿Qué tan común es la hipoplasia radial en los gatos?

La hipoplasia radial es rara en los gatos, pero es tan distintiva que cuando se ve un caso, puede llegar a ser muy conocido y la publicidad puede crear la ilusión de que es más común de lo que realmente es.

¿Qué causa la hipoplasia radial en los gatos?

Los gatitos que nacen con hipoplasia radial no pueden soportar el peso normalmente en las extremidades anteriores.

La hipoplasia radial es una anomalía congénita (el gatito nace con un radio más pequeño o ausente). Esto puede ser causado por una mutación genética hereditaria (es decir, heredada) o puede ser causado por una mutación única en el útero.

¿La hipoplasia radial está asociada con otros problemas?

Sí. La hipoplasia radial es solo una anomalía física de un gatito, y no indica que algo más esté mal con un gatito. Las criaturas afectadas suelen ser normales, con el mismo maullido, ronroneo y encanto de cualquier otro gatito.

¿Algunas razas de gatos son más propensas a tener hipoplasia radial?

Como condición con una causa genética, la hipoplasia radial puede ser más común en ciertas razas porque, por definición, cada raza de gato tiene su propia colección de genes específica y única. Sin embargo, no existe un patrón reconocido de que esto sea más común en razas específicas.

Como regla general, tiene sentido castrar o esterilizar a los gatos afectados para evitar que esta condición se transmita a la próxima generación de gatitos. Esto es especialmente importante para los criadores de gatos que pueden verse tentados a criar a partir de estos gatos debido a su atractivo «bonito».

Diagnóstico de hipoplasia radial

Cuando un gatito no puede soportar peso en ambas patas delanteras, se puede sospechar de hipoplasia radial y debe llevar a su gatito a su veterinario para una consulta.

Su veterinario puede sospechar hipoplasia radial a partir de un simple examen físico, pero se necesitan radiografías (rayos X) para confirmar el diagnóstico. Estos demostrarán la disminución del tamaño o la ausencia del hueso del radio.

Tratamiento para la hipoplasia radial

Debido a que los gatos con hipoplasia radial generalmente no pueden usar sus patas delanteras con normalidad, deben vivir en el interior.

No existe un tratamiento efectivo para la hipoplasia radial. Se ha probado el uso de férulas y vendajes, y se puede sugerir la cirugía ortopédica, pero estos métodos generalmente no logran una diferencia significativa en la afección.

A largo plazo, los gatos afectados pueden desarrollar artritis (enfermedad degenerativa de las articulaciones) en las articulaciones de las patas afectadas, y es posible que deba tratarse para mantener a los gatos cómodos y sin dolor.

¿Cuál es el pronóstico para los gatos con hipoplasia radial?

Los gatos con hipoplasia radial normalmente no pueden usar sus patas delanteras con normalidad, por lo que tienen un estilo de vida restringido. No pueden vivir como gatos al aire libre y es posible que no puedan usar una caja de arena normalmente. No pueden saltar desde lugares altos de la misma manera que un gato normal, por lo que no pueden llevar una vida normal.

Algunos gatos afectados pueden vivir en hogares familiares, mientras que otros necesitan cuidados especiales, viviendo en refugios de animales o santuarios como gatos con necesidades especiales o discapacitados. Los gatos afectados suelen ser populares en las redes sociales, ya que tienen una apariencia muy inusual y distintiva.

Conclusión

La hipoplasia radial, así como una serie de anomalías congénitas de los huesos relacionadas, es una condición rara que afecta a algunos gatitos desde el nacimiento. El tratamiento no suele ser posible y los gatos afectados suelen necesitar algún tipo de cuidado especial de por vida.

Preguntas frecuentes

¿Pueden los gatos desarrollar hipoplasia radial a una edad mayor?

La hipoplasia radial es una condición de desarrollo que depende de los genes de un gato. Los gatitos nacen de esta forma, por lo que no puede desarrollarse en un animal mayor.

¿Existen otras anomalías similares que puedan afectar a los gatos?

Hay muchas anomalías congénitas posibles de los huesos de los gatos.

Algunos gatitos nacen con patas traseras malformadas. Hipoplasia femoral significa un fémur anormalmente pequeño o ausente, que es el hueso principal de las patas traseras superiores. A veces, otros huesos largos (p. ej., el húmero o la tibia en las patas delanteras, o la tibia o el peroné en las patas traseras) pueden ser más pequeños de lo habitual o estar ausentes.

La polidactilia es una afección en la que los gatitos nacen con dedos de más. Los gatos polidáctilos tienen dedos adicionales, con más de los cuatro dedos habituales en cada pie.

¿Hay alguna otra condición que pueda parecerse a la hipoplasia radial?

Algunos gatitos pueden nacer con anomalías cerebrales, como hipoplasia cerebelosa, lo que significa que tienen dificultades para caminar normalmente, y esto puede parecerse superficialmente a la hipoplasia radial. Su veterinario podrá hacer este diagnóstico después de examinar a un gatito afectado y tomando radiografías si es necesario en algunos casos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.