Infecciones bacterianas en gatos: causas, síntomas y tratamiento

¡Las bacterias están en todas partes!

La mayoría de las bacterias son inofensivas tanto para nosotros como para nuestros gatos, y muchas son realmente beneficiosas. Sin embargo, algunos tipos de bacterias (llamadas bacterias patógenas) pueden hacer que nuestros gatos se sientan mal si su sistema inmunológico no puede combatirlas.

Las infecciones bacterianas son una causa común de enfermedad en los gatos, pero afortunadamente la mayoría de las infecciones bacterianas pueden tratarse.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

¿Qué es una infección bacteriana?

Las bacterias, o gérmenes, son organismos microscópicos del tamaño de una sola célula. Las bacterias juegan un papel vital tanto dentro de nuestros cuerpos como en el mundo que nos rodea.

Al igual que nosotros, nuestros gatos están expuestos a miles de bacterias todos los días y la mayoría de ellas no los enferman. Sin embargo, si su gato se encuentra con una bacteria dañina o patógena, puede multiplicarse dentro del cuerpo de su gato y provocar una infección bacteriana.

¿Cuáles son los síntomas de las infecciones bacterianas en los gatos?

Las infecciones bacterianas pueden afectar cualquier parte del cuerpo de tu gato, y los síntomas que provocan dependen del tipo de bacteria y de la zona del cuerpo de tu gato que esté afectada.

Los signos clínicos comunes de una infección bacteriana incluyen:

  • Fiebre
  • Letargo
  • Comer menos
  • Pérdida de peso
  • un mal olor

Otros signos suelen ser más específicos de la zona del cuerpo que se ve afectada. Las infecciones bacterianas comunes en los gatos incluyen:

Infecciones del Tracto Respiratorio

Las infecciones del tracto respiratorio en los gatos a menudo causan estornudos, ojos llorosos (conjuntivitis) y nariz, cambios en la respiración o tos.

Infecciones Gastrointestinales

Las infecciones del sistema gastrointestinal en los gatos a menudo causan vómitos y diarrea, así como reducción del apetito y pérdida de peso.

Infecciones de oído y piel

Las enfermedades de la piel y las infecciones del oído son otra infección bacteriana común que se observa en los gatos. Los signos incluyen enrojecimiento de la piel, piel escamosa, mal olor, picazón, pérdida de cabello, pus y lesiones como costras, manchas, abscesos o heridas.

Infecciones Dentales

Los gatos suelen sufrir infecciones en la boca, especialmente si han tenido una enfermedad dental sin tratar durante algún tiempo. Los signos de una infección dental incluyen dejar de comer, dolor al comer o al abrir la boca, mal aliento o salida de pus por la boca.

Infecciones del tracto urinario

Las infecciones del tracto urinario inferior, como las infecciones de la vejiga (también llamadas cistitis) en los gatos, pueden causar micción frecuente en lugares inusuales, sangre en la orina y dolor al orinar, lo que puede hacer que su gato llore.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que en los gatos menores de 10 años, la mayoría de los casos de cistitis no son causados ​​por una infección y, por lo tanto, no necesitan tratamiento con antibióticos.

Infecciones bacterianas poco comunes en gatos

Todos los órganos de tu gato pueden verse afectados por infecciones bacterianas. Hemos enumerado los síntomas de los tipos más comunes de infecciones bacterianas en gatos arriba. Sin embargo, tu gato también podría sufrir infecciones bacterianas en la sangre, el sistema inmunitario, los huesos y las articulaciones, y otros órganos como el corazón y el cerebro. Estas infecciones pueden ser muy graves, pero son poco comunes.

¿Cuáles son las causas de las infecciones bacterianas en los gatos?

Las infecciones del oído causadas por bacterias requieren tratamiento con antibióticos.

Las infecciones bacterianas pueden ocurrir en gatos sanos de cualquier edad, ya que su gato se encuentra con miles de bacterias todos los días. La mayoría de estas bacterias son inofensivas y el sistema inmunitario de tu gato las protegerá de muchas de las que pueden causar enfermedades. Sin embargo, a veces una bacteria dañina atravesará las defensas inmunitarias de su gato y causará una infección.

Las fuentes comunes de infección incluyen alimentos contaminados (particularmente carne cruda) o agua, o el contacto con otro gato infectado.

Es más probable que las infecciones bacterianas afecten a los gatos con sistemas inmunitarios debilitados. Esto incluye gatos mayores y aquellos que ya tienen otras enfermedades, particularmente el virus de la leucemia felina (FeLV) o el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV). Estos gatos son menos capaces de combatir las infecciones y, por lo tanto, son más vulnerables a enfermarse.

¿Cuáles son los tipos de infecciones bacterianas en los gatos?

Algunos de los tipos comunes de bacterias que pueden causar enfermedades en los gatos incluyen:

  • Campylobacter
  • E. coli
  • Salmonela
  • Estafilococo
  • Estreptococo
  • toxoplasmosis

Sin embargo, no todas las cepas de estas bacterias siempre causan enfermedades en gatos adultos sanos.

¿Cómo se diagnostican las infecciones bacterianas en los gatos?

Algunos gatos con infecciones bacterianas pueden necesitar antibióticos orales para combatir la infección.

Si sospecha que su gato puede tener una infección, es importante que lo lleve a ver a su veterinario. A veces, su veterinario puede sospechar una infección bacteriana a partir de su examen físico o historial.

Sin embargo, una infección bacteriana generalmente no se puede confirmar sin tomar una muestra y examinarla bajo el microscopio donde se pueden ver las bacterias. Su veterinario puede tomar un hisopo de la piel o la oreja, una muestra de líquido articular de una articulación sospechosa de estar infectada o una muestra de heces si su gato muestra signos de una infección gastrointestinal.

Para determinar el tipo de bacteria presente y el tipo correcto de antibiótico para tratarla, esta muestra deberá enviarse a un laboratorio para cultivo y pruebas de sensibilidad. Aquí es donde la muestra se mantiene en condiciones que permiten que la bacteria crezca y se identifique el tipo, y se prueban diferentes antibióticos para ver si son efectivos para matar la bacteria.

¿Cómo se tratan las infecciones bacterianas en los gatos?

Las infecciones con bacterias patógenas (dañinas) se tratan con tratamientos antibacterianos. Muchas infecciones requerirán tratamiento con antibióticos, generalmente tabletas. Sin embargo, las infecciones locales, como las infecciones de la piel, los oídos o los ojos, pueden tratarse con tratamientos tópicos, como ungüentos antibióticos o antibacterianos que se aplican solo en el área afectada.

En los últimos años, estamos viendo que las bacterias se están volviendo más resistentes a los antibióticos, lo que significa que algunos tipos de infecciones se están volviendo difíciles de tratar. La resistencia a los antibióticos es muy peligrosa para los seres humanos y los animales y, por lo tanto, es vital que los antibióticos solo se usen cuando sea absolutamente necesario, y que usemos los antibióticos correctos cuando los usemos.

Si a su gato le recetan antibióticos, asegúrese de usarlos exactamente como lo ha descrito su veterinario y asegúrese de asistir a las citas de seguimiento. Esto ayudará a reducir el desarrollo de resistencia a los antibióticos, que es vital para la salud futura de los gatos.

Recuerde, las infecciones virales no se pueden tratar con antibióticos.

¿Cómo se recuperan los gatos de las infecciones bacterianas?

La recuperación de los gatos de las infecciones bacterianas depende de su sistema inmunológico, el tipo de bacteria, el área del cuerpo que está infectada y si la bacteria es resistente al tipo de tratamiento utilizado.

La buena noticia es que las infecciones más simples y comunes en gatos adultos sanos actualmente se tratan fácilmente con tratamientos antibacterianos.

Preguntas frecuentes

¿Cómo contraería un gato una infección bacteriana?

Al igual que los humanos, los gatos se encuentran con miles de bacterias todos los días. La mayoría de estos son inofensivos (y muchos son incluso beneficiosos), y el sistema inmunológico de tu gato lo protegerá de infecciones.

Sin embargo, si su gato se encuentra con una bacteria patógena (una que puede causar una enfermedad) y su sistema inmunitario no puede combatirla, es posible que desarrolle una infección bacteriana. Las fuentes comunes de infección bacteriana incluyen alimentos y agua contaminados, o estar en contacto con otro animal que tenga una infección bacteriana contagiosa.

¿Cómo sé si mi gato tiene una infección bacteriana?

Los signos de una infección bacteriana en los gatos varían enormemente. Depende del tipo de bacteria y de dónde esté la infección. Sin embargo, los gatos con infecciones a menudo muestran síntomas vagos, como fiebre, letargo o descolorido, apetito reducido y pueden perder peso.

Si crees que tu gato muestra signos de infección es importante que lo lleves a ver a tu veterinario lo antes posible, ya que las infecciones no tratadas pueden volverse muy graves.

¿Cuánto dura una infección bacteriana en los gatos?

La duración de una infección bacteriana en los gatos depende del tipo de infección, qué tan bien está funcionando el sistema inmunológico de su gato y si está recibiendo el tratamiento adecuado.

Muchas infecciones simples y comunes en gatos sanos se resolverán en aproximadamente una semana con el tratamiento adecuado, pero los casos graves o las infecciones que son resistentes a los antibióticos pueden tardar semanas o meses en resolverse.

¿Las infecciones bacterianas en los gatos son contagiosas para los humanos?

Algunas infecciones bacterianas en los gatos pueden ser contagiosas para los humanos. Estos se denominan "zoonóticos", lo que significa que la enfermedad puede transmitirse de animales a humanos.

Bartonella henselae es un ejemplo de una infección bacteriana zoonótica. Se transmite a los gatos por parásitos como pulgas o garrapatas. Por lo general, solo causa signos leves de enfermedad en los gatos. Si un gato infectado con Bartonella henselae lame, muerde o araña a una persona, puede causar fiebre por arañazo de gato (también llamada enfermedad por arañazo de gato o bartonelosis) en esa persona.

Por lo tanto, es importante practicar siempre una buena higiene al manipular a los gatos (y en particular la caja de arena) y tratar adecuadamente cualquier mordedura o rasguño. Si le preocupa que pueda haber contraído una infección de su gato, debe hablar con su médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://www.casamariajax.com/

sbobet

slot777

slot pragmatic play

slot mahjong ways

slot one touch gaming

habanero slot

slot spadegaming

blackjack online

slot joker123

slot pg

airbet88

casino online

slot princess

baccarat online

slot lucky neko

daftar ibcbet

https://epixfab.eu/

https://whiskeybrowns.com/slot777/

sbobet

sbobet

extrardp

airbet88

https://www.doesthemailruntoday.com/

slot qris

slot777

bonus new member

https://pelayananskck.com/

https://epixfab.eu/slot-bet-100/

spaceman slot

slot bet 100

planetslot777

https://twitual.com/

spaceman

arizonastateterritoryrealty.com

https://texasstarrentals.com/

besametattoo.com

https://hotelmizu.com/