¿Por qué mi gato odia a otros gatos?

Cuando te encanta compartir tu hogar con un gato, es difícil resistirse a agregar aún más amigos felinos a la familia. Sin embargo, debes recordar que es posible que tu gato no sienta lo mismo.

Los gatos son criaturas sociales, pero no todos se llevan bien. No es raro que los gatos se resistan agresivamente a cohabitar con otros miembros de su especie. Incluso los gatos que aman a los humanos y se llevan bien con perros, pájaros, roedores y otros animales podrían no apreciar otro gato en la familia.

Si tu gato no se lleva bien con otros gatos, puede ser decepcionante. Sin embargo, te ayudará entender por qué tu gato se siente así. Con un poco más de conocimiento interno, puedes ser más empático con sus sentimientos e incluso existe la posibilidad de que cambie de opinión.

Lea también: 10 causas de agresión en gatos y cómo ayudar

Recuerde, sin embargo, que debe hacer lo mejor para su gato actual. Si ella insiste en no aceptar a otros gatos, no tienes más remedio que aceptar su decisión.

Aquí hay algunas razones comunes por las que algunos gatos odian a otros gatos.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

falta de socialización

La razón más común por la que un gato adulto crece y no se lleva bien con otros gatos es que se perdió la socialización vital durante la etapa de gatito

La razón más común por la que un gato adulto crece y no se lleva bien con otros gatos es que se perdió la socialización vital durante la etapa de gatito. Todos los gatitos pasan por una fase en la que son más receptivos a nuevas experiencias.

Lea también: ¿Por qué los gatos se acicalan entre sí? Razones por las que los gatos se acicalan socialmente

Esto sucede entre las 2 y las 7 semanas de edad para la mayoría de los gatitos y, a veces, puede extenderse hasta alrededor de las 14 semanas. Durante esta importante ventana, es más probable que el cerebro en desarrollo forme asociaciones y vínculos permanentes.

Esto significa que las lecciones que aprenden los gatitos y las experiencias que encuentran se mantendrán durante la edad adulta. Por ejemplo, es probable que un gatito que pasa esas semanas vitales disfrutando del tiempo con humanos, perros y otros gatos crezca para seguir disfrutando de esas experiencias.

Cuando se trata de otros gatos, un gatito que crece con sus compañeros de camada y pasa tiempo con otros gatos tiene buenas posibilidades de ser amigable con otros felinos en la edad adulta. Muchos gatos que terminan odiando a otros gatos fueron separados de sus compañeros de camada a una edad demasiado temprana.

Sin asociaciones positivas tempranas a las que recurrir, el gato podría volverse resistente a esas nuevas experiencias después de que se cierre esa ventana de socialización. El miedo a lo desconocido es una poderosa influencia.

También debemos recordar que la socialización va en ambos sentidos. La palabra clave en el escenario anterior es "positivo". Incluso si un gatito crece con otros gatos, si la experiencia general es negativa o si sufre algo traumático, como ser atacado por otro gato, ese recuerdo permanecerá con él y puede influir en su comportamiento en el futuro.

Es posible que un gato adulto forme nuevas asociaciones y mejore sus habilidades sociales. Sin embargo, normalmente es más difícil y puede llevar más tiempo y paciencia.

Proteger su rutina

gato sensible

Alterar una rutina establecida de cualquier forma podría provocar una reacción negativa en un gato sensible.

Tu gato puede saltar y correr al azar por el pasillo o atacarte los tobillos de la nada, pero los felinos generalmente no son criaturas espontáneas. Prosperan en lo predecible y rutinario. Tener un horario fijo les ayuda a sentirse más seguros y en control de sus circunstancias. Alterar una rutina establecida de cualquier forma podría provocar una reacción negativa en un gato sensible.

Hay pocos eventos más angustiosos que tener un extraño entrometiéndose en tu vida. Para su gato, una nueva mascota que ingresa a la casa interrumpe cada rutina que ha valorado. Desde cómo y cuándo se alimentan, cuánta atención reciben e incluso su libertad para dormir la siesta donde quieran: un nuevo gato lo cambia todo.

Ciertamente hay algunos gatos que pueden aceptar el cambio y seguir adelante. Otros, sin embargo, lo encuentran extremadamente angustioso. Si tu gato parece odiar a otros gatos, es posible que simplemente odie que un recién llegado ponga en riesgo su rutina y su comodidad.

Protegiendo su territorio y recursos

Junto con la rutina, los gatos valoran el territorio. Como criaturas típicamente territoriales, los gatos pasan toda su vida dentro de lo que consideran sus límites geográficos. Incluso los gatos salvajes rara vez se alejan demasiado de lo que consideran su territorio. Es posible que los gatos compartan territorios. Muchos, sin embargo, se resistirán a cualquier gato (ya veces a un humano u otro animal) que intente entrometerse.

El territorio es especialmente importante para los gatos que no están castrados o esterilizados. En muchos casos, es simplemente imposible que dos gatos machos intactos (no castrados) compartan espacios cerrados. Lo mismo también puede ser cierto para las hembras intactas. Sus hormonas les impiden vivir en paz.

Además del área física, los gatos también pueden ser socialmente territoriales. Esto significa que se vuelven posesivos con las personas que les importan. No está claro si los gatos pueden sentir verdaderos celos, pero sin embargo, sus sentimientos territoriales hacia un ser humano favorito pueden causar conflictos significativos cuando otro gato ingresa a la casa.

Los gatos tienen sentimientos similares sobre la comida y el agua. Compartir un territorio significa dividir esos recursos vitales. Por supuesto, te aseguras de que todas tus mascotas tengan todo lo que necesitan. Agregar otro gato no significa que el primer gato reciba menos comida, pero es posible que un felino preocupado no esté convencido.

Lea también: Cómo introducir gatos a un nuevo hogar

Diferencias de personalidad

Las personalidades felinas varían tanto como las personalidades humanas. Es injusto asumir que tu gato puede ser el mejor amigo con cualquier tipo de personalidad.

Con toda probabilidad, su gato no tiene nada que decir sobre las personas y los animales que ingresan a su hogar. Podemos tratar de elegir nuevas mascotas que creemos que encajarán con los miembros actuales de la familia, pero no siempre lo hacemos bien. Las personalidades felinas varían tanto como las personalidades humanas. Es injusto asumir que tu gato puede ser el mejor amigo con cualquier tipo de personalidad.

A veces, los gatos solo odian a otros gatos. Un felino sensible que valora el tiempo a solas, por ejemplo, probablemente no aceptará a un extrovertido revoltoso. Es posible que se sientan diferentes acerca de un gato que también aprecia la vida tranquila.

Combinar personalidades no es fácil. Tu gato no puede sentarse y entrevistar a posibles compañeros de casa, y no puedes preguntarles qué rasgos buscan en un amigo potencial. Si elige mal, puede parecer que su gato odia a todos los gatos, cuando en realidad, solo odian al gato que eligió.

Estrés no relacionado

Además de la enfermedad, el estrés también puede afectar el comportamiento de un gato

Antes de acusar a su gato de ser poco sociable, considere qué más está pasando con él. En algunos casos, los gatos comienzan a portarse mal con otros gatos debido a situaciones que no tienen ninguna relación. Un buen ejemplo de esto es cuando un gato se siente enfermo. Nadie es feliz y amistoso cuando no se siente bien. Si tu gato está enfermo o herido, es comprensible que actúe de forma agresiva con un felino desconocido.

Además de la enfermedad, el estrés también puede afectar el comportamiento de un gato. Introducir una nueva mascota es estresante en sí mismo, pero si algo más está pasando, prácticamente no hay posibilidad de una experiencia positiva. Tal vez tu gato se ha sentido mal desde que empezaste a trabajar hasta tarde. O tal vez cambiaste su comida o arena.

Lea también: Estrés en gatos: causas, síntomas y tratamiento

El estrés no relacionado suele ser el culpable cuando dos gatos que antes se llevaban bien de repente empiezan a pelear.

¿Es posible cambiar los sentimientos de un gato hacia otros gatos?

Si puede o no ayudar a su gato a aceptar a otros felinos de manera realista dependerá de la razón detrás de su incomodidad. Primero, la esterilización o castración podría ser la clave para un hogar más pacífico.

Si no es así, las presentaciones lentas junto con un refuerzo positivo pueden ayudar a que dos gatos se lleven bien. Es posible que nunca sean compañeros de abrazos, pero es posible que puedas lograr cierto nivel de tolerancia mutua. Si su gato continúa resistiéndose, hablar con un especialista en comportamiento felino puede ayudar a solucionar la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://www.casamariajax.com/

sbobet

slot777

slot pragmatic play

slot mahjong ways

slot one touch gaming

habanero slot

slot microgaming

slot spadegaming

blackjack online

slot joker123

slot pg

airbet88

casino online

slot princess

baccarat online

slot lucky neko

daftar ibcbet

https://epixfab.eu/cheat-slot/

https://whiskeybrowns.com/slot777/

sbobet

sbobet

extrardp

airbet88

https://www.intt.cl/airbet88-slot/