Blog

12 señales de advertencia de que tu gato siente dolor y pide ayuda

Spread the love

Como dueños de gatos, queremos que nuestros gatos estén sanos y felices. La idea de que tengan algún tipo de dolor o incomodidad es perturbadora y preocupante. A menudo es obvio cuando nuestro gato tiene dolor, como cuando entra por la puerta trasera con una de sus patas y claramente cojea. Pero este no es siempre el caso y algunas enfermedades pueden ser difíciles de detectar.

Los gatos generalmente tratan de ocultar cualquier signo de enfermedad, por lo que puede ser difícil saber cuándo sienten dolor. Siga leyendo para conocer los 12 signos comunes de dolor en los gatos y cómo ayudarlos.

Gatos en el dolor – Los grandes pretendientes

Detectar signos de dolor y enfermedad puede ser difícil en los gatos.

Los gatos son muy parecidos a sus antepasados ​​salvajes. En la naturaleza, los gatos habrían ocultado cualquier signo de enfermedad, ya que habrían indicado debilidad a otros gatos. La debilidad habría disminuido sus posibilidades de supervivencia y los habría hecho más vulnerables a otros gatos. A pesar de que nuestros gatos domésticos no necesariamente enfrentan los mismos desafíos, aún tratan de ocultar la enfermedad como lo hicieron sus antepasados.

Detectar signos de dolor y enfermedad puede ser difícil en los gatos. A menudo continuarán con normalidad hasta que ya no puedan ocultarlo y comiencen a mostrar síntomas. Por esta razón, a menudo se les conoce como ‘los grandes pretendientes’, ya que fingen que están bien. Los síntomas indican que hay algo que no está del todo bien con tu pequeño gatito y que podría necesitar ayuda.

Lea también: 10 causas de agresión en gatos y cómo ayudar

12 señales de advertencia de dolor en gatos

Agresión inducida por dolor en gatos

El dolor en los gatos puede presentarse de muchas maneras diferentes.

El dolor en los gatos puede presentarse de muchas maneras diferentes. En primer lugar, debemos darnos cuenta de que existen diferentes tipos de dolor. Similar a los humanos, hay dolor agudo y dolor crónico. El dolor agudo a menudo se debe a una lesión o enfermedad repentina y los signos pueden ser más evidentes. El dolor crónico puede tener signos más discretos y ser difíciles de detectar.

Ahora que hemos establecido que existen diferentes tipos de dolor, veamos las 12 señales de advertencia comunes de que tu gato tiene dolor y pide ayuda. Los signos de dolor en los gatos pueden incluir;

1. vocalización

Los gatos que sienten dolor pueden vocalizar más de lo habitual.

Los gatos que sienten dolor pueden vocalizar más de lo normal. Algunos gatos aúllan, gruñen, maullan o silban. También pueden ronronear, lo que normalmente asociamos con interacciones positivas, pero también pueden hacerlo cuando sienten dolor. Lo hacen como un mecanismo auto-calmante. No todos los gatos que sienten dolor vocalizan, por lo que un gato tranquilo no significa que esté bien.

Lea también: 7 vocalizaciones comunes de los gatos y lo que significan

2. Señales de lesión

Si su gato tiene signos visibles de una lesión, entonces podemos asumir que es probable que tenga dolor. Esto incluiría cojear de una pierna o sangrar por una herida.

Lea también: ¿Los gatos fingirán una cojera por simpatía?

3. Cambio en los hábitos de beber y comer

Es probable que los gatos que sienten dolor tengan menos apetito y beban menos. Esto podría deberse al problema de salud en sí mismo o porque son demasiado dolorosos para pensar en comer o beber. Pueden tener pérdida de peso y deshidratación.

4. Cambio en el comportamiento

Es posible que notes un cambio en el comportamiento de tu gato si siente dolor. Pueden ser más retraídos de ti o, por otro lado, pueden ser más pegajosos. Un cambio en su personalidad puede indicar que algo anda mal.

Lea también: 10 señales de que podría tener un gato pegajoso

8. Cambio en el lenguaje corporal

entender los sentidos de tu gato

Presta mucha atención al lenguaje corporal de tu gato para detectar estas señales.

El dolor puede hacer que los gatos tengan cambios sutiles en su lenguaje corporal. Esto incluye un cambio en sus expresiones faciales, por ejemplo, ojos medio cerrados, orejas planas, hocico tenso. También puede cambiar la postura del cuerpo, por ejemplo, cuerpo encorvado, cerca del suelo, manteniendo las patas cerca de su cuerpo. Presta mucha atención al lenguaje corporal de tu gato para detectar estas señales.

Lea también: ¿Qué significa cuando un gato se frota contra usted?

9. Disminución de energía y actividad

Es posible que tu gato tenga menos energía si tiene dolor.

Es posible que tu gato tenga menos energía si tiene dolor. Es posible que notes que se mueven menos (p. ej., en el caso de los gatos artríticos) o que están muy letárgicos (p. ej., dolor por un absceso de mordedura de gato infectado).

Lea también: ¿Por qué mi gato me muerde? Y cómo hacer que se detenga

10 Irritabilidad

Cuando tenemos dolor, no nos sentimos en nuestro mejor estado de ánimo. Esto es lo mismo para los gatos.

Cuando tenemos dolor, no nos sentimos en nuestro mejor estado de ánimo. Esto es lo mismo para los gatos. Tener dolor, tanto agudo como crónico, puede afectar nuestra paciencia y hacernos más irritables. Es posible que notes que tu gato arremete más de lo normal o que incluso se muestra agresivo. No lo tomes como algo personal, es posible que sientan dolor y que así sea como lo muestran.

Lea también: ¿Por qué las colas de los gatos tiemblan o tiemblan?

11 Disminución del interés en la interacción positiva

No lo tomes como algo personal, es posible que sientan dolor y que así sea como lo muestran.

Es probable que los gatos que sienten dolor estén menos interesados ​​en actividades positivas como jugar, salir al aire libre y explorar su entorno. Es posible que se sientan demasiado mal o demasiado distraídos por el dolor.

12 Síntomas de un problema de salud

Recuerda que los gatos tratan de ocultar la enfermedad por lo que sus signos de dolor pueden ser muy discretos.

Los síntomas de enfermedad (p. ej., vómitos, diarrea, tos, estornudos) pueden indicar que su gato no se encuentra bien. Muchas condiciones de salud pueden causar dolor, por lo que incluso si no ha notado un cambio en la rutina o el comportamiento de su gato, no debe ignorar los signos de enfermedad.

Recuerda que los gatos tratan de ocultar la enfermedad por lo que sus signos de dolor pueden ser muy discretos. Siempre vale la pena prestar atención a cualquier cambio que notes en el comportamiento de tu gato.

¿Qué causa el dolor agudo?

Causa síntomas e incomodidad inmediatos a su gato.

El dolor agudo generalmente es causado por una lesión o enfermedad repentina, que a veces puede poner en peligro la vida. Causa síntomas e incomodidad inmediatos a su gato.

Los ejemplos de causas de dolor agudo en gatos incluyen;

  • Hueso roto (fractura)
  • Lesión de tejidos blandos (músculo o ligamentos dañados)
  • Malestar estomacal (vómitos, diarrea)
  • Infección (por ejemplo, infección del oído, infección de la herida y más)
  • Vejiga inflamada (cistitis, infección del tracto urinario, obstrucción urinaria)
  • Alergia de piel
  • Enfermedad dental (dientes doloridos)
  • Post-cirugías

La lista puede seguir y seguir. Hay muchos problemas de salud, al igual que en los humanos, que pueden causar dolor agudo e incomodidad a los gatos. Muchas de las causas anteriores se pueden tratar y, con suerte, en muchos casos, se resolverán rápidamente. Sin embargo, algunas lesiones o enfermedades pueden no resolverse rápidamente y pueden causar dolor crónico.

Lea también: ¿Qué le puedes dar a un gato para el dolor? 6 opciones recomendadas por veterinarios

¿Qué causa el dolor crónico?

El dolor crónico es cualquier lesión o enfermedad que causa malestar persistente.

El dolor crónico es cualquier lesión o enfermedad que causa malestar persistente. Esto puede ser en un nivel bajo de dolor o en un nivel alto. De cualquier manera, el dolor crónico es muy debilitante. Estoy seguro de que podemos imaginar o incluso haber experimentado este tipo de dolor y, como dueños de mascotas, ciertamente no queremos que nuestros gatos experimenten esto.

Las condiciones que pueden causar dolor crónico incluyen;

Nuevamente, esta es una lista breve ya que hay muchas condiciones que pueden causar dolor crónico. Pueden ser condiciones que son de naturaleza crónica, por ejemplo, la artritis es una condición que requiere una gestión a largo plazo.

O pueden ser condiciones que son crónicas porque no se resolvieron inicialmente y se convirtieron en un problema de larga data, por ejemplo, un diente dolorido que no recibió tratamiento y se infectó crónicamente y resultó doloroso.

¿Qué debe hacer si cree que su gato tiene dolor?

El dolor puede ser un signo de muchas enfermedades y afecciones subyacentes, por lo que debe consultar a su veterinario (DVM).

Si cree que su gato tiene algún tipo de dolor o molestia, debe programar una cita con el veterinario lo antes posible para determinar la causa subyacente. Puede que no sea nada, pero es mejor que lo revisen y se aseguren de que su gato no tenga dolor.

El dolor puede ser un signo de muchas enfermedades y afecciones subyacentes, por lo que debe consultar a su veterinario (DVM). Su veterinario le hará algunas preguntas acerca de los signos que ha notado y examinará a su gato para detectar cualquier anomalía.

Es posible que deseen realizar más investigaciones que podrían incluir; análisis de sangre, análisis de orina, ultrasonido +/- radiografías. Si tiene un seguro para mascotas, le ayudará con estos costos.

Lea también: Análisis de sangre de gatos (diferentes tipos de pruebas, condiciones de salud y costos)

¿Cómo tratamos el dolor en los gatos?

Las condiciones dolorosas se pueden tratar de muchas maneras. Su veterinario primero determinará la causa del dolor de su gato y el manejo del dolor se planificará en base a esto.

Las condiciones dolorosas se pueden tratar de muchas maneras. Su veterinario primero determinará la causa del dolor de su gato y el manejo del dolor se planificará en base a esto.

Puede ser angustioso para nosotros, como padres de mascotas, ver a los miembros de nuestra familia felina sufriendo. Desafortunadamente, muchos analgésicos humanos de venta libre (por ejemplo, paracetamol, ibuprofeno) son extremadamente tóxicos para los gatos. Por esta razón, nunca debes darle a tu gatito ningún medicamento para humanos y su medicación siempre debe ser recetada por un veterinario.

Lea también: Envenenamiento por drogas en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Su veterinario podría aliviar el dolor de su gato, lo que podría incluir algunos de los medicamentos a continuación;

  • medicamento opioide por ejemplo, buprenorfina, metadona. Estos son fuertes analgésicos, generalmente utilizados en la clínica veterinaria para gatos sometidos a cirugía o procedimientos dentales.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) por ejemplo, meloxicam. Este es un antiinflamatorio común que se dispensa para aliviar el dolor en el hogar. Se usa comúnmente para el dolor debido a la artritis, lesiones de tejidos blandos (por ejemplo, absceso por mordedura de gato) y enfermedades dentales.
  • Gabapentina puede ser bueno para el dolor neuropático (por ejemplo, el síndrome de hiperestesia) y para relajar a los gatos antes de las consultas veterinarias.
  • Terapia con anticuerpos monoclonales contra el factor de crecimiento nervioso por ejemplo, Solensia. Esto es particularmente útil para la osteoartritis en gatos.
  • corticosteroides son útiles para proporcionar alivio en casos de alergias e irritaciones cutáneas.

conclusión

Los gatos pueden sufrir dolores agudos y crónicos; ambos pueden ser extremadamente desagradables para su gato.

Los gatos pueden sufrir de dolor agudo y crónico; ambos pueden ser extremadamente desagradables para su gato. Los 12 signos más comunes de dolor pueden incluir lesiones evidentes, letargo y cambios en el apetito. Los cambios en el comportamiento y la rutina pueden ser señales más sutiles de que tu gato se siente incómodo, por lo que vale la pena tomar cualquier cambio muy en serio.

Se necesita una visita al veterinario ante cualquier sospecha de dolor en su gato. El veterinario prescribirá analgésicos y tratará de diagnosticar la causa del dolor. Recuerda que la calidad de vida es muy importante por lo que es vital tratar cualquier signo de dolor en nuestros amigos felinos.

Lea también: ¿Pueden los gatos ser animales de apoyo emocional?

Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si un gato viejo está sufriendo?

Los gatos mayores pueden moverse menos, saltar menos y cojear cuando caminan. Estos pueden ser signos de artritis y su veterinario puede recetarle analgésicos para esto.

¿Cómo puedo saber si mi gato tiene dolor físico?

Si su gato tiene dolor, puede ser sensible al tacto, cojear, acurrucarse y retraerse, dejar de comer o vocalizar (aullar, maullar). A los gatos no les gusta mostrar dolor, así que si nota algo diferente en su gato, hágalo revisar con su veterinario.

¿Cómo se sientan los gatos cuando tienen dolor?

Los gatos con dolor pueden sentarse encorvados, con una expresión facial tensa y actuar retraídos. Pueden o no vocalizar y es probable que estén menos interesados ​​en su entorno.

¿Cómo saber si tu gato está pidiendo ayuda a gritos?

No todos los gatos vocalizan cuando tienen dolor, pero si es así, es probable que estén aullando, aullando, silbando o gruñendo. A veces, los gatos pueden incluso ronronear como un mecanismo para calmarse cuando tienen dolor. Si cree que su gato está pidiendo ayuda a gritos, llévelo al veterinario de emergencia más cercano.

¿Por qué mi gato mayor ha comenzado a maullar?

Los gatos mayores pueden maullar por diferentes motivos, incluido el dolor (p. ej., artritis, uñas encarnadas) y debido a condiciones médicas como presión arterial alta y tiroides hiperactiva (hipertiroidismo). Si tu gato mayor está maullando, llévalo a tu clínica veterinaria para un chequeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *