Calicivirus en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Calicivirus felino (FCV) es una infección viral común de los gatos domésticos. El virus causa una enfermedad de las vías respiratorias superiores que a menudo se parece mucho a la rinotraqueítis viral felina (RVF), y ambos virus pueden causar el síndrome conocido como "gripe felina", con inflamación generalizada de las vías respiratorias superiores y los ojos, lo que provoca estornudos, secreción ocular bilateral, temperatura alta, embotamiento e inapetencia.

Si bien la mayoría de los gatos finalmente se recuperan, ocurren muertes y muchos gatos recuperados se convierten en portadores crónicos del virus. Las vacunas administradas a los gatitos, con vacunas de refuerzo en la edad adulta según sea necesario, aseguran que el FCV se controle de manera efectiva en los gatos domésticos. Las colonias de gatos salvajes pueden sufrir serios problemas por el virus. Hay casi cincuenta cepas de Calicivirus felino, que causan enfermedades de virulencia y gravedad variables.

Índice
  1. Transmisión del calicivirus felino
  2. Síntomas del Calicivirus
  3. Tratamiento de calicivirus
  4. Vacuna contra el calicivirus
  5. Conclusión
  6. Preguntas frecuentes

Transmisión del calicivirus felino

El calicivirus felino se transmite de los gatos infectados principalmente a través de las secreciones de los ojos, la nariz y la boca, y también se puede encontrar en la sangre, la orina y las heces. Los gatos pueden infectarse por contacto directo de gato a gato (las gotitas pueden transportar el virus a una distancia de hasta 1,5 m) y también a través de fómites (p. ej., tazones de comida, tazones de agua, cajas de arena, etc.).

La limpieza y desinfección cuidadosas son importantes cuando se trata a gatos infectados para evitar la transmisión accidental del virus.

Síntomas del Calicivirus

Síntomas del calicivirus

La forma aguda de calicivirus puede causar síntomas de las vías respiratorias superiores, como goteo nasal y ocular.

Los signos clínicos de la infección por Calicivirus felino varían de un gato a otro, desde portadores asintomáticos hasta diversos grados de enfermedad de las vías respiratorias superiores (de leve a grave). En raras ocasiones, la enfermedad puede incluso ser fatal.

Soplos cardíacos en gatos: síntomas, tratamiento y esperanza de vida

La forma aguda de la enfermedad generalmente causa signos típicos de las vías respiratorias superiores, que incluyen secreción nasal y estornudos, junto con conjuntivitis y secreción ocular. Muchos gatos desarrollan ulceraciones distintivas en la lengua, las encías, el paladar duro (techo de la boca) y los labios. Con frecuencia se observa pirexia, embotamiento e inapetencia.

En algunos casos, se puede desarrollar neumonía, con tos y dificultad para respirar. Con menos frecuencia, la cojera puede ocurrir debido a la participación de las articulaciones. Las cepas más virulentas de FCV pueden causar otros signos graves, como ictericia, edema de la cabeza y las extremidades y ulceraciones en otras partes del cuerpo.

Algunos gatos desarrollan signos crónicos (a largo plazo) de la enfermedad, que pueden incluir gingivitis y pólipos nasofaríngeos, así como la eliminación del virus a largo plazo. Alrededor del 80 % de los gatos que se recuperan del FCV se convierten en portadores crónicos del virus.

Tratamiento de calicivirus

El tratamiento del calicivirus en gatos

El tratamiento para el calicivirus en gatos generalmente es de apoyo, pero también se puede administrar una terapia antiviral.

En teoría, se puede administrar una terapia antiviral (como la terapia con interferón o inmunoglobulina), pero en la práctica, rara vez se usa.

En cambio, la atención se centra en la terapia de apoyo, manteniendo cómodos a los gatos afectados mientras el propio sistema inmunológico del gato se ocupa del virus.

  • Este tratamiento de apoyo puede incluir enfermería general, antibióticos para controlar la infección bacteriana secundaria, gotas nasales de fenilefrina como descongestionante, líquidos intravenosos para combatir la deshidratación y apoyo nutricional.
  • Los gatos afectados a menudo pierden el sentido del olfato, lo que resulta en una pérdida simultánea del gusto, por lo que es útil ofrecer alimentos muy sabrosos con un olor fuerte y atractivo, calentándolos en el microondas para hacerlos más atractivos.
  • Es importante limpiar las secreciones de los ojos y las fosas nasales varias veces al día, utilizando algodón humedecido con agua tibia. Puede ayudar agregar 1 cucharadita de sal a 1 pinta de agua.

La mayoría de los gatos (pero no todos) se recuperan gradualmente de la fase aguda y activa de la enfermedad en un período de 7 a 10 días.

Peritonitis infecciosa felina (FIP): causas, síntomas y tratamiento

Vacuna contra el calicivirus

vacunación contra el calicivirus

La vacunación contra el calicivirus felino es la mejor forma de prevenir esta afección.

La vacunación eficaz contra FCV está disponible: esto es parte de la vacuna FVRCP de rutina que se administra a los gatitos, y los gatos adultos reciben vacunas de refuerzo regulares a intervalos apropiados para su estilo de vida. En general, la serie primaria de vacunas contra FVRCP debe administrarse a todos los gatitos y gatos.

Los gatos adultos de interior pueden recibir vacunas de refuerzo cada tres años para mantener una inmunidad mínima. Los gatos que salen a la calle, se mezclan con otros gatos o los gatos que van a criaderos o espectáculos pueden recibir una vacuna de refuerzo anual, pero este es un tema para discutirlo con su propio veterinario. Las vacunas deben administrarse a intervalos basados ​​en una evaluación de riesgo individual para cada paciente.

El consejo actual del Panel de la Asociación Estadounidense de Médicos Felinos (AAFP) recomienda que la primera dosis de la vacuna se administre a las 9 semanas de edad, una segunda dosis a las 12 semanas y una tercera dosis a las 16 semanas de edad. Se debe administrar una vacuna de refuerzo un año después, seguida de más refuerzos cada tres años.

Estas recomendaciones se basan en un gato “promedio”, y siempre vale la pena discutir las necesidades de su propio gato con su propio veterinario.

Conclusión

Junto con la rinotraqueitis viral felina (FVR), el calicivirus felino (FCV) es una de las infecciones virales más comunes de los gatos, y uno o ambos virus causan el síndrome conocido como "gripe felina". La enfermedad se puede prevenir mediante vacunas que se deben administrar a todos los gatitos y a los gatos adultos según sea necesario, según su riesgo individual.

Preguntas frecuentes

¿Se puede curar el calicivirus en gatos?

La tasa de mortalidad de la infección por calicivirus felino es baja, pero desafortunadamente, la enfermedad es fatal en algunos casos individuales. La mayoría de los gatos se recuperan por completo de la forma aguda de la enfermedad, pero aun así, el virus a menudo no se elimina por completo del cuerpo. Es común que los gatos sufran enfermedades crónicas de bajo grado (como la gingivoestomatis) y se conviertan en excretores crónicos del virus.

Revisión de arena para gatos ViviPet 2022

¿Qué mata el calicivirus?

No existe un fármaco eficaz que elimine el calicivirus en el cuerpo vivo. El virus también puede ser difícil de matar en el medio ambiente, sobreviviendo hasta un mes en las superficies. Se deben usar desinfectantes específicos (como lejía o dióxido de cloro) para limpiar las áreas que han estado en contacto con gatos infectados.

¿El calicivirus es mortal?

Si bien la mayoría de los gatos se recuperan de la infección por Calicivirus, puede ser fatal, especialmente en animales con sistemas inmunológicos más débiles, como gatitos o gatos inmunocomprometidos (p. ej., aquellos con FIV). Además, existen algunas cepas más virulentas que tienen una mortalidad superior al 50%, incluso en gatos adultos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir