Fenobarbital para gatos: descripción general, dosis y efectos secundarios

El fenobarbital es un medicamento anticonvulsivo que se usa comúnmente en medicina veterinaria para ayudar a controlar las afecciones que causan convulsiones. En este artículo, aprenderá cómo el fenobarbital trata a los pacientes que padecen un trastorno convulsivo, los efectos secundarios a los que debe prestar atención y algunas preguntas frecuentes.

Tipo de medicamento:

Barbitúrico

Forma:

Tabletas, solución oral, inyección.

¿Se requiere receta médica?:

Nombres de marca:

Luminal, solfotón

Nombres comunes:

Fenobarbital, fenobarbital

Dosis disponibles:

Comprimidos de 15 mg, 16,2 mg (1/4 de grano), 30 mg, 32,4 mg (1/2 grano), 60 mg, 64,8 mg (1 grano), 90 mg, 97,2 mg (1,5 granos) y 100 mg. Solución oral: 20mg/5ml (4mg/ml).

Rango de caducidad:

Las tabletas deben almacenarse en recipientes resistentes a la luz a temperatura ambiente (20 a 25 grados C o 68 a 77 grados F). Proteger de la humedad. Los productos deben usarse antes de la fecha de vencimiento que figura en el paquete.

Acerca del fenobarbital para gatos

El fenobarbital es un medicamento barbitúrico. Los barbitúricos son una clase de fármacos que actúan como depresores del sistema nervioso central (SNC). Se pueden usar como sedantes, para tratar la ansiedad y para controlar los trastornos convulsivos.

Una convulsión ocurre cuando se produce una descarga repentina de señales eléctricas en el cerebro que conduce a una actividad involuntaria del cuerpo o convulsiones.

Los pacientes que experimentan una convulsión a menudo pierden el conocimiento y el cuerpo puede mostrar la apariencia de espasmos musculares o convulsiones, o una mascota puede quedarse completamente rígida con los músculos rígidos. También puede ocurrir babeo, micción y defecación.

Las convulsiones pueden ocurrir por una variedad de razones. La presencia de tumores cerebrales y lesiones inflamatorias en el cerebro puede ser un conjunto de causas en las que está presente algo estructuralmente anormal. Las mascotas también pueden desarrollar convulsiones debido a ciertos trastornos médicos subyacentes, como enfermedades hepáticas y renales, ingestión de toxinas o si el nivel de azúcar en la sangre de un gato diabético es demasiado bajo.

Pero las convulsiones también pueden ocurrir como consecuencia de una afección conocida como epilepsia idiopática. Con la epilepsia, se produce una sobreexcitación neurológica que conduce a una convulsión, pero no hay una causa conocida. Las mascotas con epilepsia a menudo tienen resonancias magnéticas (RMN) normales del cerebro.

Como medicamento anticonvulsivo, el fenobarbital ayuda a reducir la posibilidad de que ocurra una convulsión al reducir la actividad eléctrica anormal que conduce a los episodios de convulsiones. Hay varios tipos de medicamentos anticonvulsivos disponibles, cada uno de los cuales funciona de manera diferente, y algunos son más efectivos en algunos casos que en otros.

El fenobarbital es uno de los fármacos anticonvulsivos/antiepilépticos más antiguos disponibles para el tratamiento de gatos con trastornos convulsivos.

¿Qué hace el fenobarbital para los gatos?

Los barbitúricos como el fenobarbital generalmente causan depresión del sistema nervioso central (SNC). Pueden inhibir algunos neurotransmisores diferentes, incluidos la acetilcolina, la norepinefrina y el glutamato. Sus acciones elevan el umbral de las convulsiones, lo que requiere mucha más sobreexcitación eléctrica en el cerebro para causar una convulsión. Esto generalmente reduce la frecuencia de los eventos de convulsiones.

El grado de depresión del SNC que causa el fenobarbital depende de su dosis. Sus efectos también pueden depender de la edad del paciente, su condición física y otros medicamentos que esté tomando.

Aunque existe desde hace mucho tiempo, el fenobarbital sigue siendo uno de los mejores medicamentos para ser utilizado como fármaco principal, o monoterapia, para una afección convulsiva. Tiende a ser más eficaz como opción de primera línea en comparación con otros medicamentos anticonvulsivos como la zonisamida y el bromuro de potasio.

El fenobarbital también es muy económico, lo que lo convierte en una preferencia en algunos casos, especialmente para el uso a largo plazo, en comparación con un medicamento anticonvulsivo efectivo pero mucho más costoso como Keppra (levetiracetam).

Efectos secundarios del fenobarbital para gatos

Un efecto secundario común del fenobarbital es beber y orinar en exceso.

Los efectos adversos más comunes que se observan en los gatos que toman fenobarbital incluyen problemas de equilibrio al caminar, somnolencia, picazón facial, una necesidad excesiva de comer (que conduce al aumento de peso) y beber y orinar en exceso.

Si bien es muy raro, se han descrito reacciones inmunomediadas como la reducción del recuento de glóbulos blancos y plaquetas.

Debido a que deprime el sistema nervioso central, puede ocurrir depresión respiratoria (respiración ineficaz). Los gatos parecen ser más sensibles a este efecto, aunque normalmente solo se observa en dosis más altas.

El fenobarbital se metaboliza en gran medida en el hígado. A diferencia de los perros, que suelen tener elevaciones del valor hepático en sus análisis de sangre, al menos durante las primeras semanas cuando se comienza a tomar fenobarbital, los gatos no parecen tener la misma sensibilidad y las anomalías del valor hepático se consideran raras en los gatitos.

De todos modos, el fenobarbital debe usarse con mucha precaución en cualquier gato con un trastorno hepático subyacente. Debido a la importancia de tener una buena función hepática con este medicamento, los veterinarios comúnmente revisan los análisis de sangre antes de comenzar con el fenobarbital y luego al menos cada seis meses a partir de entonces.

El fenobarbital también debe usarse con precaución en cualquier gato que se encuentre en estado de deshidratación, tenga un recuento bajo de glóbulos rojos (anemia), enfermedad cardíaca o enfermedad respiratoria.

Si bien el fenobarbital no tiene efectos directos sobre los riñones, sus efectos sobre la reducción de la presión arterial, lo que se denomina hipotensión, puede generar problemas con la función renal si la presión dentro de los riñones desciende demasiado. Por lo general, esto también es más una preocupación con dosis altas y sobredosis.

Cuando se comienza a tomar fenobarbital por primera vez, es común observar somnolencia excesiva, falta de energía, mayor sed y apetito, y una mayor necesidad de orinar. Estos signos suelen desaparecer después de unas tres o cuatro semanas.

En situaciones de sobredosis, la mayoría de los gatos muestran signos de dificultad para caminar o mantener el equilibrio y letargo/sedación.

El fenobarbital puede tener interacciones farmacológicas con otros medicamentos. Para los gatos, los más comunes pueden incluir el estimulante del apetito mirtazapina, el sedante dexmedetomidina y los opioides como la buprenorfina, que deben usarse con precaución. El uso con antihistamínicos también puede aumentar el efecto sedante.

Hay muchos medicamentos en los que el uso concomitante de fenobarbital disminuirá su eficacia y es posible que sea necesario ajustar las dosis al comenzar con fenobarbital o viceversa. Siempre asegúrese de hablar sobre cualquier medicamento o suplemento que su gato esté tomando actualmente cuando se considere comenzar con el fenobarbital.

Si alguna vez le preocupa que su gatito pueda haber desarrollado efectos secundarios mientras usaba fenobarbital, o si sospecha una sobredosis, asegúrese de comunicarse con su veterinario de cabecera, veterinario de neurología, el Centro de Control de Envenenamiento Animal de ASPCA (1-888-426-4435) o Línea de ayuda para mascotas envenenadas (1-855-764-7661) inmediatamente para recibir más consejos.

Dosis de fenobarbital para gatos

Aunque el fenobarbital se considera un medicamento seguro para los gatos, puede plantear preocupaciones importantes si se administra en dosis demasiado altas, en sobredosis o cuando se usa de manera incorrecta.

El fenobarbital se usa fuera de la etiqueta, lo que significa que no lleva una etiqueta de la FDA, pero un veterinario aún puede prescribirlo siempre que exista una relación activa con el paciente. Esto es muy común cuando los medicamentos que también se usan para humanos se usan en mascotas.

El fenobarbital es una sustancia controlada de la lista IV. Esto significa que, al menos en humanos, tiene cierto potencial de abuso, y las cantidades prescritas y las recargas se controlan cuidadosamente.

El fenobarbital se prescribe para personas con convulsiones y trastornos del sueño. Es muy importante que nunca uses en tu gato ningún medicamento que puedas tener en casa. Las dosis para humanos y para gatos de un medicamento común pueden diferir significativamente y pueden producirse efectos secundarios graves.

El fenobarbital se considera un medicamento seguro para los gatos cuando se dosifica correctamente, pero puede generar preocupaciones importantes cuando se administra en dosis demasiado altas, en sobredosis o cuando se usa incorrectamente.

Por estas razones, aquí no se proporciona una dosis específica para el fenobarbital. Es muy importante consultar siempre con su veterinario antes de iniciar un medicamento como el fenobarbital.

También es importante que no le des a tu gato una dosis extra de fenobarbital o que alteres la dosis tú mismo si ha tenido una convulsión recientemente. Si su gato está teniendo una convulsión activa, es muy importante que lleve a su gatito al hospital veterinario más cercano para recibir tratamiento. Nunca intente administrar un medicamento oral a una mascota que está convulsionando activamente.

El uso seguro de fenobarbital implica verificar los niveles sanguíneos del medicamento en el cuerpo mediante análisis de sangre. Esto se recomienda comúnmente cada seis meses. Esta es la mejor manera de saber si el fármaco mantiene los niveles terapéuticos, qué dosis es más eficaz y si es necesario realizar algún ajuste. Los niveles séricos de fenobarbital siempre deben volver a verificarse después de cualquier ajuste de dosis.

El fenobarbital se puede administrar con o sin alimentos. Sin embargo, si se produce algún malestar digestivo, puede ser útil administrarlo con alimentos.

El fenobarbital no debe suspenderse abruptamente ya que esto puede provocar el síndrome de abstinencia. Este puede ser el caso si un gatito ha estado tomando el medicamento incluso durante unas pocas semanas. El medicamento generalmente se retira lentamente para ayudar al cuerpo a adaptarse. El destete lento también es importante porque las convulsiones pueden reaparecer si el medicamento se interrumpe demasiado rápido. Por lo general, será necesario iniciar otro medicamento para controlar las convulsiones al mismo tiempo que se retira el fenobarbital.

Conclusión

El fenobarbital es un medicamento de larga data para el control de las convulsiones en gatos y, por lo general, es muy eficaz para controlar las convulsiones. Eso tambien es bastante economico. Tiene algunos efectos secundarios esperados para monitorear cuando se inicia por primera vez, especialmente letargo, aumento del apetito, consumo excesivo de agua y cambios en la micción, pero muchos de estos se disipan después de unas pocas semanas. Requiere un control de análisis de sangre más frecuente que otros medicamentos.

El fenobarbital también puede tener muchas interacciones con otros medicamentos que pueden requerir ajustes de dosis. Siempre asegúrese de discutir el historial médico de su gato y otros medicamentos a fondo con su veterinario antes de comenzar con el fenobarbital para el mejor y más cauteloso enfoque para el cuidado de la salud de su gato.

Preguntas frecuentes

¿Qué hace el fenobarbital a los gatos?

El fenobarbital se usa principalmente como medicamento anticonvulsivo en gatos. Eleva el umbral de las convulsiones y reduce la frecuencia de las convulsiones al actuar como un depresor del sistema nervioso central (SNC).

Con la dosis adecuada, el fenobarbital es muy eficaz para controlar las convulsiones. Sin embargo, en dosis más altas, la depresión del SNC puede provocar efectos más preocupantes como sedación, letargo, depresión respiratoria y presión arterial baja. Esta es la razón por la cual la dosificación cuidadosa y precisa por parte de un veterinario es muy importante.

¿Cuánto tiempo puede vivir un gato con fenobarbital?

Esto puede depender más de la causa principal de un trastorno convulsivo, así como del estado general de salud de un gatito en particular. En un gato que por lo demás está sano y tiene, por ejemplo, epilepsia idiopática, puede ser posible una esperanza de vida normal. No se ha descrito toxicidad hepática en gatos como en perros, y con la dosis adecuada pueden tolerar el medicamento bastante bien.

Sin embargo, en un gato con enfermedad hepática concomitante u otros problemas de salud, el fenobarbital puede controlar bien las convulsiones, pero también contribuye a efectos secundarios más significativos. Si se sospecha que un gato tiene un tumor canceroso que causa convulsiones, el fenobarbital aún controlará los signos al menos inicialmente, pero el pronóstico de un gatito estaría más relacionado con la naturaleza del tipo de cáncer.

¿Cuánto tiempo tarda el fenobarbital en hacer efecto en los gatos?

El fenobarbital puede tardar algunas horas en alcanzar su máxima eficacia. Esto puede tomar de cuatro a 12 horas cuando se dosifica por vía oral.

Después de comenzar con el fenobarbital o hacer cambios en la dosis, es posible que los niveles de suero sanguíneo no se controlen durante un par de semanas, ya que el cuerpo tarda un tiempo en adaptarse al medicamento.

¿Puede el fenobarbital causar la muerte en gatos?

Esto es muy poco común, pero en teoría podría ocurrir si se administra una dosis muy alta o si se administra el medicamento a un gato enfermo o enfermo. Afortunadamente, la mayoría de los casos de gatos que recibieron una sobredosis de fenobarbital que se informaron al Centro de Control de Envenenamiento Animal de ASPCA solo mostraron signos de letargo y ataxia (problemas de equilibrio y para caminar).

Los gatos parecen ser más sensibles a los efectos de depresión respiratoria del fenobarbital cuando se administran en dosis más altas.

El fenobarbital no debe confundirse con el pentobarbital, que se usa comúnmente como medicamento de eutanasia en medicina veterinaria. Si bien ambos son barbitúricos, el pentobarbital es más potente que el fenobarbital. El pentobarbital tampoco viene en ninguna forma de administración oral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://www.casamariajax.com/

sbobet

slot777

slot pragmatic play

slot mahjong ways

slot one touch gaming

habanero slot

slot spadegaming

blackjack online

slot joker123

slot pg

airbet88

casino online

slot princess

baccarat online

slot lucky neko

daftar ibcbet

https://epixfab.eu/

https://whiskeybrowns.com/slot777/

sbobet

sbobet

extrardp

airbet88

https://www.doesthemailruntoday.com/

slot qris

slot777

bonus new member

https://pelayananskck.com/

https://epixfab.eu/slot-bet-100/

spaceman slot

slot bet 100

planetslot777

https://twitual.com/

spaceman

arizonastateterritoryrealty.com

https://texasstarrentals.com/

besametattoo.com

https://hotelmizu.com/