Fiebre En Gatos: Síntomas, Causas, Diagnóstico Y Tratamiento

La fiebre en los gatos necesita atención veterinaria rápida y mucho cariño de su parte. Siga leyendo para descubrir por qué ocurre la fiebre, qué debe tener en cuenta (y evitar) y cuál es la mejor manera de ayudar a su gato a recuperarse.

Cuando el sistema inmunitario de un gato detecta una amenaza, como infección, inflamación, cáncer o ciertos medicamentos, libera sustancias químicas que provocan un aumento protector de la temperatura corporal, generalmente por encima de los 39,5 °C (103,1 °F).

Esta fiebre, como se le llama, está diseñada para evitar que el cuerpo se vea abrumado por la enfermedad. Una fiebre muy alta (por ejemplo, más de 41 °C o 106 °F) puede dañar los órganos internos y puede ser fatal, por lo que es importante detectar los signos de fiebre alta y actuar a tiempo comunicándose con su veterinario.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

¿Cuál es la temperatura corporal normal para un gato?

Normalmente, la temperatura corporal interna felina debe estar entre 36,7 °C y 39,2 °C (98,1 °F y 102,5 °F). C.

Señales de que tu gato puede tener fiebre

  • Menor energía y actividad.
  • Falta de apetito
  • escalofríos musculares
  • Respirando más rápido, jadeando
  • Delirio, colapso o convulsiones (ataques o ataques) en casos severos

Los síntomas adicionales comunes que son más específicos para las diversas causas subyacentes de la fiebre incluyen:

Los gatos con cualquier tipo de dolor o problemas de salud adoptan un enfoque de vida de Gloria Gaynor "Sobreviviré": básicamente siguen adelante con la mayor normalidad posible. Es una forma instintiva felina de evitar llamar la atención en este momento vulnerable.

Causas de la fiebre en los gatos

Si la fiebre de su gato es causada por una infección bacteriana, su veterinario puede recetarle antibióticos.

La fiebre es causada por muchas cosas diferentes que incluyen infecciones virales y bacterianas, cáncer y otras enfermedades.

Infecciones virales

Infecciones bacterianas

  • abscesos y heridas
  • Infecciones del tracto urinario y reproductivo (p. ej., cistitis bacteriana, piometra en mujeres no esterilizadas)
  • Septicemia (infección de la sangre)
  • Infecciones de cavidades corporales de objetos extraños migrados (p. ej., semillas de hierba inhaladas, huesos ingeridos), traumatismo cerrado (p. ej., intestinos rotos) o heridas punzantes profundas (p. ej., ataques de depredadores)
  • bacterias transmitidas por los alimentos (de alimentos o presas contaminadas)
  • Garrapatas y pulgas infectado con Mycoplasma, Bartonella o Borrelia

Infecciones por protozoos y hongos

Enfermedades inflamatorias y cánceres del sistema inmunológico

medicamentos

Cómo tomar la temperatura de tu gato

Es complicado tomar la temperatura de un gato con un termómetro rectal. Si su gato está lo suficientemente mal como para que usted sospeche que tiene fiebre, entonces debe ser examinado por su veterinario.

Si está reservando una visita al veterinario de todos modos, entonces es mejor que un profesional capacitado aborde esto. Pedirle a su veterinario que le demuestre cómo tomar la temperatura de su gato puede ser útil para el monitoreo en el hogar.

Diagnóstico en el veterinario

Hacer que su veterinario examine a su gato a menudo revela signos sutiles que no ha detectado y ayuda a reducir la causa del aumento de la temperatura corporal y a obtener el tratamiento adecuado. Los signos clínicos que buscan los veterinarios incluyen:

  • Dolor
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Líquido
  • costras
  • Heridas abiertas
  • Secreción vaginal
  • Ictericia (un tono amarillo en el blanco de los ojos y la piel)
  • Pérdida de peso

Es posible que su veterinario necesite una mejor imagen interna de la causa de la fiebre, por lo que deberá realizar pruebas de diagnóstico como:

Perfiles sanguíneos generales: Los patrones sanguíneos pueden indicar cuánto tiempo ha estado allí una enfermedad, cómo está lidiando el cuerpo de un gato y la participación de órganos específicos (p. ej., riñones, hígado, etc.).

Detección de agentes infecciosos: Los niveles de anticuerpos/antígenos en sangre y las pruebas de PCR ayudan a identificar si una infección viral, bacteriana o protozoaria podría estar causando una fiebre persistente.

Diagnóstico por imagen: Las radiografías (rayos X), la ecografía (ultrasonido) y las resonancias magnéticas/TC pueden detectar depósitos anormales de líquido y cambios estructurales en la anatomía ósea y los órganos internos de un gato.

Biopsias: La biopsia de médula ósea y de tejidos o fluidos de aspecto sospechoso ayuda a identificar patrones celulares (citología) y arrojar el organismo infeccioso responsable (microbiología). Las muestras comunes analizadas incluyen orina (análisis de orina) y otros fluidos corporales que surgen debajo de la piel, articulaciones inflamadas o cavidades corporales como el abdomen y el pecho.

tratamiento de la fiebre

La fiebre es causada por muchas cosas diferentes que incluyen infecciones virales y bacterianas, cáncer y otras enfermedades.

Dependiendo de sus hallazgos, su veterinario puede sugerir estos tratamientos comunes:

Medicamentos recetados

  • Antiinflamatorios seguros para gatos: Estos reducen la fiebre alta y alivian la inflamación y el dolor mientras su veterinario busca la causa de la fiebre. Nunca le des a tu gato medicamentos humanos como aspirina y acetaminofén (paracetamol) porque estos son tóxicos para los gatos.
  • Medicamentos antibacterianos o antivirales
  • Fármacos inmunomoduladores y agentes de quimioterapia: estos atacan la inflamación y el cáncer.
  • nutracéuticos: Estos complementos alimenticios potencian las propias defensas de tu gato.

Rehidratación y Terapia Nutricional

Algunos gatos deshidratados pueden necesitar hospitalización y rehidratación con líquidos a través de un goteo intravenoso o por vía subcutánea (debajo de la piel). Los gatos más gravemente afectados pueden necesitar alimentación por sonda directamente en el estómago.

Atención de apoyo en el hogar

Independientemente de la condición subyacente, hay mucho que puede hacer en casa, junto con los tratamientos de su veterinario, para aliviar los síntomas de la fiebre y mantener a su gato hidratado y nutrido para que pueda combatir la causa de la fiebre hasta que los resultados de la prueba estén disponibles.

Aquí hay algunas cosas clave en las que concentrarse:

Conclusión

Cuando la temperatura de su gato aumenta, reconocer que hay un problema y buscar atención veterinaria rápidamente puede marcar una diferencia real en su nivel de comodidad y en la velocidad de recuperación. Realmente puede ser un apoyo vital para su gato en su recuperación al mantenerlo hidratado, nutrido y cómodo mientras los resultados de las pruebas y los tratamientos surten efecto.

Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si un gato tiene fiebre?

La mayoría de los gatos con fiebre están letárgicos y menos deseosos de comer y beber. Pueden respirar más rápido o temblar, y la mayoría muestra cambios en su personalidad normal y patrones de actividad diaria.

¿Qué causaría fiebre en un gato?

La mayoría de las fiebres en los gatos son causadas por una infección, generalmente viral, aunque las enfermedades del sistema inmunitario y el cáncer pueden elevar la temperatura corporal interna, al igual que algunos medicamentos.

¿Cómo puedes saber si tu gato tiene fiebre sin un termómetro?

Incluso a los veterinarios les resulta complicado detectar la fiebre sin tomar la temperatura del gato por vía rectal con un termómetro digital. Esto se debe a que los síntomas de la fiebre son muy similares a la mayoría de las causas de enfermedad en los gatos. A veces, puede notar signos de sobrecalentamiento, como pies sudorosos, respiración más rápida o buscar lugares frescos en la casa.

¿Cuánto dura la fiebre de un gato?

Algunas fiebres duran unos pocos días, otras aumentan y disminuyen durante semanas. Las fiebres persistentes sin una causa obvia se denominan "fiebre de origen desconocido" (FUO). La duración de la fiebre depende de la causa subyacente, el sistema inmunitario individual de cada gato (es decir, qué tan bien pueden combatirla) y el tratamiento veterinario y la atención domiciliaria que reciben.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://www.casamariajax.com/

sbobet

slot777

slot pragmatic play

slot mahjong ways

slot one touch gaming

habanero slot

slot microgaming

slot spadegaming

blackjack online

slot joker123

slot pg

airbet88

casino online

slot princess

baccarat online

slot lucky neko

daftar ibcbet

https://epixfab.eu/cheat-slot/

https://whiskeybrowns.com/slot777/

sbobet

sbobet

extrardp

airbet88

https://www.intt.cl/airbet88-slot/

slot bet 100 perak

slot qris

slot777