Blog

Los cinco tipos de personalidad de los gatos

Spread the love

Si bien ya sabemos que no hay dos gatos iguales, los datos de miles de dueños de gatos ahora nos brindan una visión profunda de las mentes de nuestros amigos felinos únicos. Al igual que los humanos, todos los gatos tienen personalidades.

Algunos son dulces, otros atrevidos, y no pocos saben ser asertivos y cariñosos al mismo tiempo. Podría usar innumerables palabras para describir a su gato, pero ¿sabía que la ciencia muestra que hay cinco tipos principales de personalidad de gato?

Investigadores en el Reino Unido analizaron datos para determinar cinco grupos diferentes y ayudar a los dueños de gatos a comprender y cuidar mejor a sus mascotas.

La empresa de basura con sede en el Reino Unido Natusán patrocinó el proyecto que analizó los datos de 3700 dueños de gatos. La gente de los gatos proporcionó información sobre los rasgos de personalidad que hacen que cada uno de sus gatos sea especial.

Los gatos pueden tener la reputación de ser de cierta manera, pero la verdad es que las personalidades de los gatos van desde extremadamente afectuosos y extrovertidos hasta introvertidos y reservados.

Experto en comportamiento animal Profesor Peter Neville le dijo al correo diario que saber con qué tipo de gato compartes tu hogar es una parte importante para cuidar su bienestar y mantenerlos saludables.

Esto es lo que los investigadores dicen que son los cinco tipos diferentes de personalidad y cómo puede cuidar mejor de cada uno.

# 1 Nervioso

Los gatos están equipados con conjuntos completos de garras afiladas, dientes e instintos que los convierten en cazadores excepcionales, pero estos depredadores también pueden ser presas. Su tamaño los hace vulnerables, y el instinto natural de protegerse es más fuerte en unos que en otros.

Los gatos nerviosos son los que se esconden debajo de la cama cuando llega un amigo de visita. Cuando enciendes la licuadora, saltan un pie en el aire y se sienten ansiosos alrededor de niños emocionados. También pueden preferir pasar tiempo en un lugar seguro y tranquilo en lugar de estar al aire libre con el resto de la familia.

Un gato nervioso puede ser tímido, pero no asumas que a todos estos felinos temerosos no les gusta la atención humana. Muchos gatos en esta categoría son extremadamente cariñosos con las personas en las que confían.

Cómo cuidar a un gato nervioso

El profesor Neville aconseja a las personas con gatos nerviosos que siempre permitan que el gato se retire cuando las situaciones se vuelvan demasiado intensas. Los «espacios seguros» como armarios, transportadores, árboles para gatos y debajo de la cama permiten que estos gatos se calmen y se sientan más seguros.

También es importante ser paciente y predecible. A los gatos nerviosos les gusta saber exactamente qué va a pasar y cuándo.

# 2 jefes

Si tu gato se abre camino hasta tu regazo o maúlla de manera asertiva para conseguir lo que quiere, es posible que tengas lo que los investigadores llaman un «gato mandón». Estos gatos de voluntad fuerte no son tímidos cuando se trata de expresar sus sentimientos.

También son los miembros dominantes de los hogares con varios gatos. Algunos gatos mandones son líderes asertivos, y otros pueden ser francamente acosadores de otras mascotas en la casa.

Cómo cuidar a un gato mandón

A veces, todo lo que quiere un gato mandón es toda tu atención. Si tienen que empujar su computadora portátil contra el piso para obtenerla, eso es lo que van a hacer. En este caso, está bien ceder a las demandas de tu gato.

Si tienes más de un gato, trata de ofrecerle atención personalizada a cada felino. Dale afecto a tus otros gatos cuando el jefe no esté cerca para evitar que esa personalidad asertiva se haga cargo.

# 3 Extrovertido

Los gatos a menudo son estereotipados como reservados y distantes (especialmente cuando se comparan con los perros), pero hay muchos gatos que anhelan la atención y el afecto de los humanos. Están los gatos extrovertidos. Este tipo de personalidad de gato es similar a los humanos que prosperan en grupos y hacen amigos fácilmente.

Un gato extrovertido lo recibirá a usted y a todos los demás en la puerta todos los días. Si no están directamente en su regazo cada vez que se sienta, al menos están lo suficientemente cerca para saber exactamente lo que está haciendo. Estos felinos tienden a ser parlanchines y pueden portarse mal cuando se sienten solos o privados de atención.

Cómo cuidar a un gato extrovertido

Los gatos extrovertidos dependen de una atención regular para mantenerlos sanos y felices. Cuando esas necesidades sociales no se satisfacen, pueden deprimirse y desarrollar problemas de comportamiento como no usar la caja de arena o rascarse demasiado.

Las sesiones de juego frecuentes y regulares y los momentos de abrazo son clave para este rasgo de personalidad del gato. Si se portan mal, nunca grites ni castigues. Trate de reenfocar su energía y ofrézcale golosinas y elogios cuando se lo merezca.

# 4 Espontáneo

Carreras al azar por el pasillo, acrobacias temerarias para llegar a la parte superior de la nevera, papel higiénico triturado que ensucia el baño: todos estos son actos de un gato espontáneo.

Al considerar este tipo de personalidad de gato, asegúrese de que el felino en cuestión sea oficialmente un adulto. Es común que los gatitos y los gatos jóvenes tengan este nivel de energía y entusiasmo travieso por la vida. Muchos, sin embargo, lo superan a medida que crecen en sus verdaderas personalidades.

Cómo cuidar a un gato espontáneo

Lo mejor que puedes hacer por un gato espontáneo es jugar, jugar y jugar. Estos gatos tienen mucha energía. Pueden gastar toda esa presión acumulada persiguiendo una varita de plumas, o pueden hacerlo practicando para el Derby de Kentucky a las dos de la mañana… todas las mañanas.

Y por difícil que sea, no grites ni castigues a tu gato loco cuando se meta en problemas. Esto puede ponerlos ansiosos y conducir a un comportamiento aún más impredecible.

# 5 Agradable

El último tipo de personalidad de gato es para los gatos que se encuentran en el medio del espectro social. No exigen atención, pero tampoco se esconden debajo de la cama. Pueden saludar a un invitado con un masaje en las piernas, pero no insisten en ser el centro de atención. Los zoomies de medianoche aún pueden ocurrir, pero en su mayor parte, estos gatos son relajados y flexibles cuando se trata de su cuidado.

Cómo cuidar a un gato agradable

Los gatos agradables probablemente se beneficiaron de una socialización adecuada cuando eran gatitos, y el resultado es un miembro de la familia feliz y confiado. Todavía es importante ofrecer tiempo de juego y afecto uno a uno, pero estos gatos no suelen requerir un tratamiento específico.

Muchos gatos agradables prosperan como modelos a seguir y pueden hacerlo bien en hogares con varios gatos, al mismo tiempo que brindan comodidad y compañía a los humanos de la casa.

¿Cuál de estos tipos de personalidad de gato describe mejor a tu felino favorito? ¿Tu gato parece encajar en más de una categoría? Cuanto más sepa sobre la personalidad de su gato, mejor podrá cuidar su bienestar tanto físico como emocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.