¿Por qué a los gatos les encanta tomar el sol? (6 razones por las cuales)

Los gatos descienden de sus ancestros en el desierto del Medio Oriente y las llanuras africanas y, por lo tanto, soportan bien el calor.

Muchos dueños de gatos estarán bien acostumbrados a encontrar a su gato estirado durante horas en el lugar más soleado de la casa, o durmiendo afuera bajo los cálidos rayos. De hecho, si quieres buscar el sol, ¡seguir a un gato sería una buena decisión! Los gatos descienden de sus ancestros en el desierto del Medio Oriente y las llanuras africanas y, por lo tanto, soportan bien el calor.

También necesitan mantener una temperatura corporal superior a la nuestra, por lo que tiene sentido que les gusten los espacios cálidos. Sin embargo, al igual que los humanos, los gatos pueden sufrir deshidratación, insolación y quemaduras solares, ¡así que se deben tomar algunas precauciones!

Siga leyendo para obtener más información sobre estas criaturas amantes del sol y cómo mantenerlas a salvo.

1. Mantener su calor corporal

Dormir en lugares cálidos ayuda a prevenir la caída de la temperatura corporal de un gato que se produce con el sueño cuando ya no se esfuerzan físicamente.

La temperatura corporal normal de los gatos es más alta que la nuestra, alrededor de 102 grados Fahrenheit; la temperatura normal del cuerpo humano es de 97 a 99 grados Fahrenheit, en comparación. Aunque tienen prácticos abrigos de piel para ayudarlos a mantenerse calientes, este calor corporal naturalmente alto significa que deben trabajar más para mantener una temperatura corporal cómoda en nuestros climas más templados.

Tienen fuertes instintos para buscar áreas calientes para ayudar a mantener su calor. Un truco común es que los gatos tomen el sol con la barriga hacia arriba, hacia el calor del sol, utilizando esta gran área con menos pelo para absorber los rayos del sol. Los gatos pueden dormir durante largos períodos del día, por lo que mantener la temperatura corporal central es especialmente importante durante este tiempo.

Dormir en lugares cálidos ayuda a prevenir la caída de la temperatura corporal de un gato que se produce con el sueño cuando ya no se esfuerzan físicamente.

2. Dieta y energía

Los gatos dependen de fuentes externas de calor para mantener su calor corporal en lugar de su metabolismo.

Los gatos son carnívoros y, por lo tanto, tienen una dieta muy rica en proteínas. Esto significa que tienen menos acceso a calorías preparadas para ayudar a mantener la temperatura corporal cuando hace más frío, ya que las proteínas no proporcionan una fuente de calor tan preparada como otros componentes de la dieta. Los gatos, por lo tanto, dependen de fuentes externas de calor para mantener su calor corporal en lugar de su metabolismo.

3. Genética

Los gatos se originaron en algunas áreas cálidas del mundo, como África y el Medio Oriente, y esta genética retrospectiva puede desempeñar un papel importante en la preferencia de nuestros gatos por los lugares cálidos.

Nuestros gatos domésticos modernos tienen una ascendencia interesante y se remontan a miles de años atrás hasta sus ancestros gatos salvajes, que eran criaturas del desierto. Los gatos se originaron en algunas áreas cálidas del mundo, como África y el Medio Oriente, y esta genética retrospectiva puede desempeñar un papel importante en la preferencia de nuestros gatos por los lugares cálidos.

Hay algunas excepciones a esta regla: algunas razas de gatos de pelo largo, como el Maine Coon, han evolucionado para adaptarse a un área más fresca con temperaturas más bajas y pueden prosperar más durante los meses de invierno.

4. Alivio del dolor

Disfrutar del calor del sol puede ayudar a relajar las articulaciones y aliviar el dolor asociado con el reumatismo.

¡La luz del sol no solo es agradable, sino que también puede tener algunos beneficios para la salud! Muchos gatos mayores sufren de artritis, lo que puede causarles dolor y molestias en las articulaciones, especialmente en climas más fríos. Disfrutar del calor del sol puede ayudar a relajar las articulaciones y aliviar el dolor asociado con el reumatismo.

La luz del sol también puede inhibir el crecimiento de bacterias, por ejemplo, en heridas abiertas. Sin embargo, si le preocupa que su gato pueda tener artritis, o simplemente le preocupa la comodidad de su gato, no confíe en la luz del sol, hable con su veterinario para un chequeo.

5. El ciclo hormonal

Las gatas son criadores estacionales, lo que significa que su ciclo de celo está dictado por su exposición a la luz natural.

Las gatas son criadores estacionales, lo que significa que su ciclo de celo está dictado por su exposición a la luz natural. Las hembras comienzan a andar en bicicleta en primavera, cuando los niveles de luz aumentan y el aumento y la disminución de las hormonas reproductivas felinas están estrechamente relacionados con la luz solar y los niveles de luz.

Lea también: Gato en celo: signos, síntomas y cuidados

Esta es una ventaja evolutiva para garantizar que los gatitos vulnerables nazcan en el momento adecuado para una seguridad óptima, con un clima más templado y un mayor número de presas para cazar para alimentarse.

6. Mito: fuente de vitamina D

A diferencia de los humanos, la piel de los gatos no puede metabolizar los rayos UVB del sol como fuente de vitamina D.

A diferencia de los humanos, la piel de los gatos no puede metabolizar los rayos UVB del sol como fuente de vitamina D. Los gatos dependen de su dieta para obtener vitamina D3, y los rayos del sol no tienen impacto en su piel, ya sea directamente o a través de los aceites o el pelaje de la piel. Estudios muestran que los gatos alimentados con una dieta deficiente en vitamina D siguen sin estar expuestos a los rayos UV o no.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

La moderación es clave: ¿Cuándo se vuelve demasiado tomar el sol?

Los gatos mayores, los gatos de pelo largo y aquellos con problemas de salud subyacentes pueden necesitar un control más cuidadoso, ya que pueden ser menos capaces de hacer frente al estrés relacionado con el calor.

A los gatos les encanta tomar el sol y, por lo general, está bien dejar que se complazcan. Los gatos al aire libre generalmente se regularán solos para evitar el sobrecalentamiento, siempre que tengan acceso a la sombra y mucha agua.

Sin embargo, los gatos tienen menos receptores de calor en la piel que los humanos, lo que significa que no sienten ningún dolor hasta que su piel está a una temperatura mucho más alta, lo que los hace más susceptibles a las quemaduras y la hipertermia.

Aquí hay algunos problemas de salud comunes a tener en cuenta durante el clima soleado. Los gatos mayores, los gatos de pelo largo y aquellos con problemas de salud subyacentes pueden necesitar un control más cuidadoso, ya que pueden ser menos capaces de hacer frente al estrés relacionado con el calor.

1. Deshidratación

Los gatos mayores y aquellos con problemas de salud crónicos, como enfermedad renal o diabetes, son más propensos a deshidratarse.

Los gatos, que descienden de criaturas del desierto, son buenos para conservar agua y obtienen la mayor parte de sus necesidades de hidratación a través de su dieta. Sin embargo, dormir durante largos períodos de tiempo en lugares soleados puede provocar deshidratación, así que asegúrese de tener suficiente agua fresca disponible. Los gatos mayores y aquellos con problemas de salud crónicos, como enfermedad renal o diabetes, son más propensos a deshidratarse.

2. Golpe de calor

Si los gatos se sobrecalientan gravemente, pueden sufrir un golpe de calor.

Si los gatos se sobrecalientan gravemente, pueden sufrir un golpe de calor. Esta es una condición muy grave y requiere atención urgente de sus veterinarios. Los síntomas incluyen jadeo, letargo, goteo o espuma en la boca y pueden progresar hasta el colapso, enrojecimiento de la piel y encías de color rojo brillante.

3. Quemaduras de sol

Los gatos pueden desarrollar quemaduras solares si pasan demasiado tiempo bajo el sol feroz.

Los gatos pueden desarrollar quemaduras solares si pasan demasiado tiempo bajo el sol feroz. Los gatos blancos son más propensos a este problema, pero cualquier gato puede quemarse, especialmente en las áreas con pelo fino como el vientre, las puntas de las orejas y los labios.

Las exposiciones prolongadas y múltiples al sol pueden conducir al riesgo de cáncer de piel. Es recomendable usar protector solar en tu gato si es un adorador del sol conocido, pero recuerda usar un producto específico para gatos en lugar de protectores solares para humanos, que pueden contener ingredientes tóxicos para los gatos.

Resumiendo

Como descendientes de los animales del desierto, los gatos gravitan naturalmente hacia el calor.

¡A los gatos les encanta tomar el sol! Como descendientes de los animales del desierto, los gatos gravitan naturalmente hacia el calor. Con su temperatura corporal ambiental alta, propensión a largas siestas y una dieta rica en proteínas, los gatos están bien diseñados para usar el sol (¡o los abrazos!) para mantener su estado naturalmente acogedor. También están regulados hormonalmente por la luz natural y pueden usar el sol como antídoto para el dolor en las articulaciones y las extremidades. Sin embargo, tomar demasiado sol puede poner a los gatos en riesgo de sufrir un golpe de calor, quemaduras solares o incluso cáncer de piel, por lo que la moderación es clave.

Preguntas frecuentes

¿Por qué a los gatos les gusta tanto tomar el sol?

Los gatos se sienten naturalmente atraídos por el calor: tienen una temperatura corporal naturalmente alta que necesitan mantener, y necesitan contrarrestar la caída de la temperatura central que causan sus largos días de sueño. Su dieta no se metaboliza bien para proporcionar calor a partir de las calorías, por lo que dependen del calor externo, como los rayos del sol.

¿Es saludable que los gatos tomen el sol?

Como con todas las cosas, la moderación es importante. A los gatos les gusta tomar el sol y les ayuda a mantener su temperatura corporal, pero demasiado sol puede causar problemas de salud. La deshidratación, el golpe de calor y las quemaduras solares pueden ser riesgos de una exposición excesiva.

¿Los gatos obtienen vitamina D del sol?

No, la piel de los gatos no puede metabolizar la luz solar en vitamina D. Los gatos dependen totalmente de su dieta para obtener vitamina D, que su dieta natural de pequeños mamíferos y aves proporcionaría ampliamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://rheinlandrestaurant.com/

slot bet 100

gates of olympus

gates of olympus

judi bola

judi bola

spaceman slot

https://barriosebastopol.com/

https://www.mediterraneanrestaurantsandiego.com/

Sbobet88

https://squarefirebbq.com/

slot bet 200

slot gacor

spaceman

situs slot bet 200

slot bet 200 perak

https://www.chandrapurforestacademy.org/

https://www.furryfriendsbonduel.com/

pusathoki

orbit4d

pusatmenang

pusatmenang

slot bet 100

orbit4d

slot qris

fokuswin

pusatwin

pusatmenang

pusatplay

pusatwin

pusatmenang

slot server thailand

pusatwin

slot server thailand

https://sweetiessundaes.com/

slot bet 100

slot qris

slot server thailand super gacor

slot deposit 10000

joker123

rujak slot

slot power of ninja