¿Pueden los gatos comer papas? - Todo sobre los gatos

Las patatas son uno de los tubérculos más versátiles y abundantes del mundo. Se originaron en América del Sur, pero fueron traídos a Europa en el siglo XVI. Desde entonces, se han convertido en un elemento básico de nuestra dieta y existen cientos de variedades con formas, texturas y sabores individuales.

Mientras está ocupado asando o haciendo puré de papas, es posible que se pregunte si son seguras para los gatos. No hay una respuesta directa; sin embargo, las papas cocidas no son tóxicas y son seguras para los gatos en pequeñas cantidades.

Las papas crudas son venenosas para los gatos, al igual que lo son para las personas. Aunque las papas ofrecen un gran valor nutricional a los humanos, no ofrecen mucho a los gatos. ¡Veamos cuándo las papas son seguras para tu amigo felino y qué tipos de papas debes evitar!

Índice
  1. Estadísticas nutricionales
  2. Valores nutricionales
  3. Beneficios de las papas para gatos
  4. ¿Cuánta papa puede comer un gato?
  5. ¿Con qué frecuencia puede un gato comer papas?
  6. ¿Se usan las papas en la comida comercial para gatos?
  7. Los riesgos de comer papas para gatos
  8. ¿A los gatos les gusta el sabor de la patata?
  9. Pensamientos finales
  10. Preguntas frecuentes

Estadísticas nutricionales

Las papas se componen predominantemente de carbohidratos y agua, pero existen algunas diferencias sutiles entre las batatas normales y las batatas.

Cada ración de 100 gramos contiene:

Papa Batata
calorías 87 86
Agua 77% 77%
Proteína 1,9 g 1,6 g
Carbohidrato 20,1g 20,1g
Azúcar 0,9 g 4,2g
Fibra 1,8 g 3g
gordo 0.1g 0.1g

Las papas también son ricas en otros nutrientes, como potasio, vitamina C, ácido fólico y vitamina B6. Las batatas contienen vitamina A, manganeso, vitamina B5 y vitamina E.

Valores nutricionales

Las papas han sufrido un poco de maltrato en los últimos años, con muchas tendencias dietéticas que evitan estas verduras ricas en carbohidratos. Las papas en realidad contienen una gran cantidad de valor nutricional para los humanos. No solo llenan y son sabrosos, sino que también son asequibles, tienen una larga vida útil y son excelentes para la salud intestinal.

Las papas son ricas en antioxidantes, que respaldan el sistema inmunológico y ayudan a proteger las células contra el daño. También se cree que los antioxidantes ayudan a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes.

Las papas tienen mucho almidón y algunos estudios sugieren que el contenido de almidón en las papas podría ser beneficioso para reducir la resistencia a la insulina. Esto significa que el cuerpo es más capaz de regular los niveles de azúcar en sangre, algo que puede ser beneficioso en la diabetes tipo 2.

Laringitis en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Beneficios de las papas para gatos

Las papas son ricas en carbohidratos, proteínas y fibra, así como en vitaminas, minerales y antioxidantes. Sin embargo, en realidad no tienen muchos beneficios nutricionales para los gatos.

Las papas son un ingrediente útil en los alimentos para gatos preparados comercialmente para agregar sabor y textura. Pero los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que deben consumir carne y pescado para mantenerse saludables, y de ahí obtienen la mayor parte de su nutrición.

Una pequeña cantidad de patata cocida cortada en trozos pequeños o hecha puré puede ser un sabroso manjar para los gatos y, desde luego, no es un tentempié poco saludable. Sin embargo, existen otras golosinas más sanas y nutricionalmente equilibradas para ofrecer a tu amigo felino.

¿Cuánta papa puede comer un gato?

Una pequeña cantidad de papa está bien para los gatos, así que si tu amigo felino pone sus patas en algunas piezas, no tienes que preocuparte.

Sin embargo, la patata es algo que debe ser un premio muy ocasional, ya que en exceso podría causar malestar estomacal a tu gato o contribuir al aumento de peso. Una cucharadita pequeña de puré de papas o unos cuantos trozos pequeños de papas simples cocidas es suficiente.

¿Con qué frecuencia puede un gato comer papas?

Aunque las papas ofrecen muchos beneficios nutricionales para los humanos, no hacen lo mismo para los gatos.

La patata no debe aparecer con demasiada frecuencia en la dieta de su gato. Está bien una pequeña cantidad de papa cocida cortada en trozos muy pequeños o una cucharadita pequeña de puré de papa, pero no debe ser más de una vez por semana.

¿Se usan las papas en la comida comercial para gatos?

La papa es un ingrediente común en muchos alimentos húmedos y secos para gatos. Las papas son un excelente ingrediente de relleno para agregar sabor y textura, así como una fuente adicional de proteínas y carbohidratos complejos. Las papas y las zanahorias o los guisantes son combinaciones comunes de vegetales en los alimentos para gatos.

Los riesgos de comer papas para gatos

Bultos en la piel de los gatos: causas, síntomas y tratamiento

No dejes que tu gato coma alimentos grasos como papas fritas, que pueden desencadenar una condición peligrosa llamada pancreatitis.

Los gatos son carnívoros obligados, por lo que necesitan consumir carne para mantenerse saludables. Esto significa que las papas no deben agregarse demasiado en su dieta, ya que en realidad no agregan mucho valor nutricional. Pero las papas también pueden ser peligrosas para los gatos de otras maneras.

La papa cruda es venenosa para los gatos, al igual que los humanos, porque contiene un compuesto llamado solanina. Si se comen, las papas crudas pueden causar vómitos y diarrea, así como letargo y desorientación. Las papas crudas también pueden ser un peligro de asfixia para los gatos.

Las papas que se han cocinado en aceite, mantequilla o grasa también pueden enfermar a los gatos. Los aceites y grasas son difíciles de digerir y pueden causar vómitos y diarrea si los gatos los comen. Pero también pueden desencadenar una afección llamada pancreatitis (inflamación del páncreas), que puede causar síntomas gastrointestinales más graves. Otros ingredientes de las papas cocidas también podrían ser peligrosos para los gatos.

Los gatos no pueden tolerar tanta sal como los humanos, y la comida salada puede deshidratarlos muy rápidamente. Es mejor evitar que su gato coma ensaladas de papas, papas fritas, papas fritas o papas con salsa.

¿A los gatos les gusta el sabor de la patata?

Los gatos a menudo disfrutan el sabor de la comida humana, ¡y algunos gatos harán cualquier cosa para poner sus patas en algunos! La papa cocinada sola tiene poco sabor o atractivo para los gatos, sin embargo, la batata es más sabrosa. Los gatos prefieren el sabor de la patata cuando se mezcla con otros ingredientes, como carne o pescado.

Pensamientos finales

Las papas pueden ser una excelente manera de agregar carbohidratos y fibra a los alimentos para gatos preparados comercialmente, y si su gato come un pequeño trozo de papa cocida o en puré de vez en cuando, ciertamente no necesita preocuparse.

Sin embargo, las papas no ofrecen mucho valor nutricional a los gatos. Las papas crudas son venenosas para los gatos, y las papas cocidas en aceites, grasas o saborizantes también pueden causar malestar estomacal. Es poco probable que una cantidad muy pequeña de papa le cause algún daño a su mascota, pero las papas no deben aparecer regularmente en la dieta de su gato.

Preguntas frecuentes

¿Es seguro que los gatos coman patatas?

Sí, es seguro que los gatos coman patatas cocidas en cantidades muy pequeñas y poco frecuentes.

¿Por qué las papas son malas para los gatos?

Las papas crudas contienen un compuesto llamado solanina, que es tóxico para gatos, humanos y otros animales. Puede causar vómitos, diarrea, letargo y desorientación. Las papas cocinadas en aceites, grasas o saborizantes también pueden causar malestar estomacal a los gatos o pueden ser tóxicas. Las papas no ofrecen mucho valor nutricional a los gatos y obtienen la mayor parte de su nutrición de la carne y el pescado.

¿Cuándo abren los ojos los gatitos? Explicación del desarrollo de los ojos de los gatitos

¿Qué comida es tóxica para los gatos?

La cebolla, el ajo, el chocolate, el alcohol, la cafeína, las uvas y las pasas son tóxicos para los gatos. Si cree que su gato ha comido incluso una pequeña cantidad de cualquiera de estos alimentos, debe comunicarse con su veterinario de inmediato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir