¿Pueden los gatos comer uvas? - Todo sobre los gatos

Si a tu gato le gusta comer bayas, es posible que te hayas preguntado si los gatos también pueden comer uvas. Después de todo, son jugosos, dulces y perfectamente del tamaño de un gato. Entonces, ¿los gatos pueden comer uvas?

📑 Aquí podrás encontrar 👇

¿Qué son las uvas?

Cuando hablamos de uva, nos referimos al fruto de la vid Vitis vinifera. Son una de las bayas cultivadas más antiguas del mundo: las frutas se han convertido en vino durante miles de años.

Las uvas crecen en racimos y pueden ser de color verde, amarillo, morado o negro, y varían en tamaño desde un pequeño guisante hasta el tamaño de una pelota de ping pong. Están ampliamente disponibles frescos, en jugo, fermentados (en vino) y secos (como sultanas, pasas o grosellas).

¿Pueden los gatos comer uvas?

Es mejor no alimentar a tu gato con uvas, ya que pueden ser tóxicas para los gatos. No estamos absolutamente seguros en este momento, pero con una variedad de otras frutas que son seguras, ¿por qué correr el riesgo? Las uvas pueden tener algunos antioxidantes, pero no tienen ningún beneficio para la salud que no se encuentre en la comida para gatos.

¿Qué sabemos sobre el envenenamiento por uva?

En los últimos 30 años, se ha hecho evidente que las uvas, las pasas, las sultanas y las corrientes son alimentos tóxicos para los perros. Este descubrimiento se produjo después de un base de datos centralizada de toxinas comenzó a señalar una tendencia inquietante que no se había notado anteriormente: los perros morían de insuficiencia renal aguda después de comer uvas y productos de uva.

La base de datos contenía registros de más de 500.000 casos de envenenamiento y, al principio, menos de 50 casos estaban disponibles para hacer el enlace. Por supuesto, una vez que se hizo el vínculo, surgieron más casos y ahora estamos seguros de que las uvas son tóxicas.

Lo que quedó claro es que algunos perros se enfermarían después de comer uvas y otros no. Llevamos 30 años y todavía no hemos averiguado qué hace que las uvas sean venenosas.

Sabemos que no importa si las uvas están crudas, secas o cocidas, con semillas o sin semillas, ni si son de cosecha propia, orgánicas o de cultivo convencional. No parece haber rima o razón para explicar qué perros se enfermarán por comer uvas y cuáles no, por lo que el consejo es tratar cada ingestión de uvas o pasas como el peor de los casos.

¿Qué pasa con el envenenamiento por uva en los gatos, específicamente?

El problema aquí es que los gatos son más exigentes que los perros, y muchos menos gatos comerán uvas. Y si solo una pequeña proporción de ellos está reaccionando, podría llevar mucho tiempo acumular suficientes casos para demostrar un vínculo entre la insuficiencia renal y las uvas en los gatos, especialmente porque los gatos a menudo están afuera y podrían tener acceso a otras toxinas que causan problemas renales. daño.

De acuerdo con la Línea de Ayuda para Envenenamiento de Mascotas, ha habido informes anecdóticos de toxicidad de la uva en gatos y hurones, pero esos informes no se han estudiado en detalle porque son muy pocos y distantes entre sí.

Además, ahora que sabemos sobre el vínculo en los perros, los veterinarios recomiendan que los gatos no coman uvas y, si lo hacen, los tratamos con la misma seriedad que lo haríamos con los perros. Si bien es bueno que estos gatos se salven potencialmente con este tratamiento rápido y agresivo, también significa que aún hay menos casos de gatos que comen pasas disponibles para el estudio.

¿Puede una uva matar a un gato?

Debido a que no sabemos qué tienen de venenosas las uvas, e incluso si afecta a los gatos, esta es una pregunta difícil de responder.

Sin embargo, sabemos que los perros no tienen que comer grandes cantidades de uvas para tener síntomas, incluso uno bastante grande, por lo que si las uvas son venenosas para los gatos, y su gato es uno de los desafortunados que reacciona, sí, una uva ¡Definitivamente podría matar a un gato!

¿Qué sucede si un gato come uvas?

Como dijimos, no sabemos con certeza si los gatos responden a las uvas como lo hacen algunos perros, pero si asumimos que los informes anecdóticos son correctos y que las uvas son tóxicas para los gatos, esto es lo que sabemos:

Algunos gatos estarán bien

Lo extraño del envenenamiento con pasas y uvas es que no afecta a todos los animales. Por el momento, no sabemos si es que solo algunas uvas tienen la toxina o si solo algunos animales son susceptibles. Pero está bastante claro que no todos los gatos que comen una uva o una sultana desarrollarán signos de envenenamiento.

Los síntomas de la toxicidad de la uva

Se sabe que los síntomas del sistema digestivo son los signo clínico más frecuente de envenenamiento por uva en perros. Los vómitos son comunes y no siempre ocurren de inmediato, pero los perros que tienen malestar estomacal siempre comienzan dentro de las 48 horas posteriores a comer uvas. Es lógico pensar que lo mismo podría ser cierto en los gatos. También pueden ocurrir diarrea y dolor abdominal.

Los signos neurológicos como tambaleo (ataxia) y temblores musculares pueden ser más común de lo que pensábamos originalmente, y tienden a ocurrir 2-3 días después de comer las pasas. Aproximadamente al mismo tiempo, la química sanguínea muestra un aumento de la urea y la creatinina (llamado "azotemia") asociado con el daño renal. Los gatos y los perros también comenzarán a mostrar inapetencia y cambios en la sed y la micción.

¿Qué debo hacer si mi gato come uvas?

Si usted es el dueño de una mascota que accidentalmente le ha dado una uva a su gato o ha llegado a casa y ha encontrado a su gato metiendo una bolsa de pasas derramadas, necesita saber qué hacer a continuación.

  1. Evita que tu gato coma más uvas: cuanto menos coma, menor será el riesgo.
  2. Asegure a su gato: probablemente tendrá que ir al veterinario, así que coloque a su gato en un lugar donde no pueda escapar. Mientras lo hace, preste atención a cualquier síntoma que muestre.
  3. Llame a la clínica veterinaria abierta más cercana y dígales lo que ha sucedido. Querrán saber cuánto tiempo hace que su mascota comió la uva o la pasa, cuántas comió y cómo se siente su gato.

¿Qué sucede después?

Su veterinario probablemente querrá ver a su gato. Creemos que las uvas permanecen en el estómago más tiempo que la mayoría de las cosas, y es mejor sacarlas lo antes posible, por lo que probablemente pedirán que tu gato se enferme.

Su gato también puede necesitar análisis de sangre y hospitalización con un goteo de líquido, especialmente si es demasiado tarde para enfermar a su gato o si no está seguro de que todas las uvas consumidas hayan sido eliminadas a través del vómito.

Conclusión: nunca le des uvas a tu gato

Aunque no tenemos ninguna evidencia científica que diga que las uvas son tóxicas para los gatos, recomendamos no alimentar a tu amigo felino con uvas. Debe asegurarse de mantener las uvas fuera del alcance de sus gatos y perros.

Hay muchas bayas y otras frutas y verduras que sabemos que son seguras para los gatos, así que, ¿por qué no alimentarlos con arándanos, melón, manzana o calabacín como refrigerio saludable?

Preguntas frecuentes

¿Puede una pasa matar a un gato?

No sabemos con certeza si las pasas pueden matar a los gatos y por qué algunas mascotas se ven afectadas y otras no. Si bien es poco probable que una pasa pueda matar a un gato, es mejor prevenir que lamentar y tratar todas las pasas como tóxicas.

¿Las uvas son dañinas para los gatos?

Sabemos que las uvas son dañinas para los perros y ha habido informes anecdóticos de que las uvas son venenosas para los gatos. Para estar seguros, recomendamos que las uvas se consideren dañinas para los gatos.

¿Puede un gato tener una uva?

Aunque se desconoce la toxicidad de las uvas para los gatos, es mejor evitar darles uvas a los gatos. Se sabe que son venenosos para los perros y no tenemos suficiente información para tomar una decisión para los gatos. Trátelos con alimentos humanos seguros como arándanos, calabacines o sandía en su lugar.

¿Qué otros alimentos humanos son tóxicos para los gatos?

Además de las uvas, los dueños de mascotas deben evitar darles de comer cebollas (que causan anemia), productos lácteos (ya que la mayoría de los gatos son intolerantes a la lactosa), carne y huevos crudos (que pueden transmitir salmonella) y chocolate (que contiene teobromina).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://rheinlandrestaurant.com/

slot bet 100

gates of olympus

judi bola

judi bola

spaceman slot

https://www.pedulilindungi.id/spaceman/

https://barriosebastopol.com/

https://www.mediterraneanrestaurantsandiego.com/

https://squarefirebbq.com/

slot bet 200

mahjong

slot gacor

spaceman

situs slot bet 200

slot bet 200 perak

https://www.chandrapurforestacademy.org/

https://www.furryfriendsbonduel.com/

joker slot

airbet88

pusathoki

orbit4d

pusatmenang

pusatmenang

slot bet 100

orbit4d

slot qris

fokuswin

pusatwin

pusatmenang

pusatplay

pusatwin

pusatmenang

slot server thailand

pusatwin

slot server thailand

https://hendricksandsonsauto.com/

slot pakai pulsa

https://sweetiessundaes.com/

slot bet 100

slot qris

slot server thailand super gacor

slot deposit 10000

joker123

rujak slot

slot power of ninja