Alergias en gatos: causas, síntomas y tratamientos

¿Tienes un gato con picazón o un gato con mal pelaje? ¿Te has preguntado si tu gato tiene alergias? Las alergias en los gatos son una causa común de problemas de la piel, pero pueden ser frustrantes de diagnosticar y tratar.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

¿Qué son las alergias en los gatos?

Las alergias son una respuesta inmune anormal a un estímulo inofensivo. Cuando el cuerpo de su gato entra en contacto con un alérgeno a través de la piel o después de inhalarlo, comienza una reacción en cadena que no guarda proporción con el peligro que corre su gato: una reacción de hipersensibilidad.

Las células centinela del sistema inmunitario liberan señales celulares que causan picazón, hinchazón y enrojecimiento.

Los gatos no suelen nacer con alergias, se desarrollan a medida que su gato envejece. Los gatos generalmente son diagnosticados entre los seis meses y los tres años, pero como el diagnóstico suele ser difícil, ¡los gatos han sido diagnosticados a los 14 años!

Puente de alérgenos comunes de gatos

Alérgenos de gatos más comunes

La saliva de las pulgas es, con mucho, el alérgeno más común de los gatos.

Con mucho, la alergia más común en los gatos es la saliva de las pulgas. Esto puede llamarse 'alergia a las pulgas' o 'dermatitis alérgica a las pulgas' (DAP). Se cree que las alergias a las pulgas son la causa de alrededor de un tercio de los problemas de la piel en los gatos, y algunos gatos son tan sensibles que pueden reaccionar incluso si no has visto una pulga.

Los gatos también pueden tener reacciones de hipersensibilidad a las picaduras de mosquitos y otros insectos, pero esto es menos común que la hipersensibilidad a las picaduras de pulgas.

La siguiente alergia más común son las alergias ambientales.

En los perros, esto generalmente se denomina 'atopia' o 'dermatitis atópica', pero en los gatos generalmente se denomina 'dermatitis por hipersensibilidad no relacionada con los alimentos y las pulgas'.

Este es un alérgeno de las cosas en el medio ambiente: el polen, los productos de limpieza, las malas hierbas, los árboles, los ácaros del polvo, la caspa y el humo del cigarrillo son posibles alérgenos a los que su gato podría tener una reacción de hipersensibilidad.

Las alergias alimentarias representan entre el 1 y el 5 % de los casos de enfermedades de la piel en los gatos.

Las alergias a los alimentos se acumulan con el tiempo: ¡un gato puede haber comido alimentos a base de pollo toda su vida y aún así desarrollar una alergia al pollo!

Las alergias alimentarias más comunes en los gatos son la carne de res, el pollo y el pescado, todos los cuales son comunes en las dietas felinas.

Síntomas de alergias en gatos

Síntomas de alergias en gatos

Los gatos alérgicos presentan con mayor frecuencia síntomas de irritación de la piel, mostrando costras, picazón y exceso de aseo.

Los gatos con alergias a menudo tienen una reacción en la piel llamada "dermatitis miliar". Esto causa cientos de pequeñas lesiones con costras similares a erupciones en la piel de su gato, especialmente a lo largo de la espalda y el cuello.

También tienen picazón, es posible que los vea picar con las patas o acicalarse con más frecuencia. Arreglar demasiado su piel con picazón también puede provocar parches de pérdida de cabello. Algunos gatos serán más propensos a las infecciones de oído.

Los gatos que son alérgicos a los alérgenos transportados por el aire, como el polen, también pueden mostrar síntomas de alergia, como ojos llorosos, picazón en los ojos, estornudos o incluso tos y respiración acelerada.

Por último, los gatos con alergias a su dieta también pueden tener algunos síntomas gastrointestinales, como heces blandas, exceso de gases y vómitos ocasionales.

Diagnóstico de alergias a los gatos

El diagnóstico de las alergias a los gatos es teóricamente sencillo, pero puede llevar mucho tiempo. Dado que la alergia a las pulgas es la alergia más común, lo primero que debe hacer es descartar la alergia a las pulgas como causa de los síntomas de su gato.

Esto significa aplicar un tratamiento contra pulgas de concentración recetada a todos los animales de la casa durante al menos 12 semanas sin interrupción de la cobertura. Esto es necesario para garantizar que el ciclo de vida de las pulgas se interrumpa. Si, con un buen control de pulgas, tu gato mejora, se presumirá una alergia a las pulgas, pero no se diagnosticará, ya que podría ser una coincidencia.

Si tu gato no mejora a pesar del control de pulgas, la siguiente regla es la comida. Para diagnosticar una alergia alimentaria, se debe alimentar con una dieta de exclusión hipoalergénica.

Esta debe ser una dieta hidrolizada recetada o una nueva dieta proteica. Esta dieta debe administrarse exclusivamente durante ocho semanas para ver si su gato responde; por lo general, es necesario encerrarlo durante este tiempo para asegurarse de que no esté comiendo en la casa de un vecino.

Si su gato mejora, es probable que sea alérgico a los alimentos: alimentar un poco de su dieta anterior y observar el regreso de los síntomas alérgicos es suficiente para estar seguro.

Si se han descartado las alergias alimentarias, por definición, su gato debe estar sufriendo de dermatitis por hipersensibilidad no inducida por pulgas ni alimentos (NFNFIHD, por sus siglas en inglés), en otras palabras, algún tipo de alergia ambiental. Se puede determinar exactamente a qué es alérgico su gato con análisis de sangre o pruebas cutáneas usando inyecciones subcutáneas para probar una respuesta.

En algunos casos, puede ser necesaria la derivación a un dermatólogo veterinario, especialmente si su clínica no cuenta con el equipo adecuado para las pruebas cutáneas o si el caso de su gato es difícil.

Tratamiento para alergias en gatos

Tratamiento de alergias en gatos

El tratamiento de las alergias en los gatos varía según los tipos de alérgenos a los que su gato sea sensible.

El tratamiento de las alergias en los gatos suele implicar una combinación de enfoques. Evitar los alérgenos implica reducir la exposición de su gato a cualquier alérgeno ofensivo: intente mantener a su gato adentro con las ventanas cerradas en los días con mucho polen, asegúrese de que la casa esté libre de moho y use ropa de cama hipoalergénica. Usar arena para gatos que no tenga polvo también puede ayudar.

Un cambio en la dieta puede ayudar a los gatos, incluso si no son alérgicos a su comida. Alimentar a una dieta con muchos ácidos grasos puede ayudar a prevenir que los alérgenos se abran camino debajo de la piel y causen problemas.

Para todos los gatos alérgicos, el tratamiento antipulgas es esencial. Incluso si la alergia de su gato no es a las pulgas, la picazón adicional causada por una infestación de pulgas puede desencadenar un brote. Hable con su veterinario sobre el tratamiento antipulgas recetado.

Por último, pueden ser necesarios medicamentos que prevengan la sobrerreacción inmunitaria. Estos pueden incluir corticosteroides, antihistamínicos y ciclosporina, entre otras cosas. Estos se pueden administrar mediante inyección (vacunas contra la alergia) o con tabletas en el hogar.

Conclusión

Las alergias felinas son una causa común de enfermedades de la piel en los gatos, pero la mayoría se puede curar con un tratamiento eficaz contra las pulgas. Para aquellos que no pueden, el diagnóstico y el tratamiento adecuados con el veterinario deberían ayudar a reducir los síntomas de su gato.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los síntomas de un gato con alergias?

La mayoría de los gatos con alergias sufren picazón y lesiones en la piel (protuberancias en la espalda y el cuello). También pueden tener áreas calvas donde se han arrancado el pelaje, o estornudos y ojos llorosos.

¿Cómo tratas a un gato con alergias?

El tratamiento de las alergias es algo que debe llevarse a cabo con su veterinario. La mayoría de los gatos necesitan una combinación de prevención de alérgenos, suplementos de ácidos grasos, control de pulgas y medicamentos para reducir la reacción inmunitaria.

¿Cuáles son las alergias más comunes en los gatos?

La alergia más común en los gatos es la dermatitis alérgica por pulgas, seguida de los alérgenos ambientales como el polen y la caspa. Las alergias a los alimentos son comparativamente raras y representan del 1 al 5% de las enfermedades de la piel en los gatos.

¿Puede un gato tener alergias estacionales?

¡Sí! Los gatos que tienen una reacción alérgica al polen a menudo tendrán signos de alergia en la primavera y el verano, y menos o ningún signo en el invierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://www.casamariajax.com/

sbobet

slot777

slot pragmatic play

slot mahjong ways

slot one touch gaming

habanero slot

slot microgaming

slot spadegaming

blackjack online

slot joker123

slot pg

airbet88

casino online

slot princess

baccarat online

slot lucky neko

daftar ibcbet

https://epixfab.eu/cheat-slot/

https://whiskeybrowns.com/slot777/

sbobet

sbobet

https://www.festamagica.com/

extrardp