Dermatitis atópica en gatos: causas, síntomas y tratamiento

gato rascándose

Este artículo tiene como objetivo explicar los detalles de la dermatitis atópica (atopia) en gatos. El objetivo de este artículo es proporcionar una explicación simple y clara sobre esta enfermedad alérgica común de la piel para los dueños de mascotas.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una afección de la piel con picazón que se observa en los gatos (y en otros animales pequeños como los perros), causada por la inflamación que sigue a una reacción alérgica a los alérgenos ambientales.

¿Qué tan común es la dermatitis atópica?

Este tipo de dermatitis alérgica es un problema común, que afecta a alrededor de uno de cada ocho gatos que son remitidos a veterinarios especialistas en dermatología veterinaria.

¿Cómo contraen los gatos la dermatitis atópica?

Los gatos afectados pueden tener una predisposición genética a desarrollar esta afección basada en alergias, pero en la mayoría de los casos, no existen causas específicas conocidas y no es más común en algunas razas que en otras.

Síntomas de la dermatitis atópica en gatos

gato con infección de la piel en la nariz

Los síntomas más comunes de la dermatitis atópica en gatos suelen incluir picor, lamerse las patas, infecciones de oído e infecciones de la piel.

Los signos clínicos asociados con la dermatitis atópica incluyen:

  • Prurito (picazón, rascándose todo, lamiendo los pies, etc.)
  • Otitis externa (infecciones del oído)
  • Lesiones e infecciones cutáneas recurrentes (pioderma)
  • Alopecia (calvicie)
  • Dermatitis miliar (parches ásperos de piel con costras)
  • Granuloma eosinofílico (áreas elevadas de piel rosada de aspecto adolorido también conocidas como placas eosinofílicas)

Causas de la dermatitis atópica en gatos

Esta es una enfermedad inmunomediada (una enfermedad del sistema inmunológico), y los gatos afectados parecen tener una predisposición genética a desarrollar hipersensibilidad a los alérgenos en su entorno.

Diagnóstico de la dermatitis atópica

Si su veterinario de DVM sospecha que su gato puede tener dermatitis atópica, se pueden tomar las siguientes medidas.

Toma detallada de la historia:

Su veterinario discutirá todos los aspectos de la vida y el cuidado de la salud de su gato. Hay otras causas de los mismos tipos de signos que la dermatitis atópica, y esta historia ayudará a diferenciar las diversas causas posibles.

A veces, la picazón tiene un patrón estacional (por ejemplo, si la causa es una alergia a una planta en flor), pero a menudo ocurre durante todo el año y, a veces, puede ser estacional al principio, progresando a todo el año con el tiempo.

Examen físico:

Su veterinario revisará a su gato con cuidado, notando la naturaleza precisa y el patrón de las lesiones en la piel con picazón. Se pueden observar áreas enrojecidas (eritema), erupciones similares a picaduras de ortiga (pápulas y ronchas) y excoriaciones (áreas de autolesión al rascarse).

Las áreas afectadas incluyen las axilas (axilas), la ingle (área inguinal), debajo de la cola (perianal), alrededor de los ojos (periocular), alrededor de la boca (perioral), así como las orejas y la cabeza.

Pruebas cutáneas:

Su veterinario puede sugerir una serie de pruebas cutáneas para investigar el problema. Algunos veterinarios primarios pueden preferir derivarlo a un veterinario con un interés particular en dermatología (un dermatólogo veterinario) para que se realice una parte o la totalidad de este trabajo.

1. Cultura fúngica

Es posible que sea necesario descartar la tiña (dermatofitosis) mediante el cultivo de muestras de piel y pelaje.

2. Raspados de piel y citología

La picazón es comúnmente causada por parásitos como la alergia a las pulgas, piojos, demodex, notoedres y otros, por lo que deben descartarse. Las infecciones secundarias por bacterias/levaduras también deben identificarse en caso de que estén agravando una alergia subyacente.

3. Pruebas de alergia

Se pueden utilizar dos tipos.

  • Prueba de alergia intradérmica (IDT): La IDT se puede usar para identificar qué alérgenos pueden estar causando este problema, y ​​esto permite la selección de alérgenos para la inmunoterapia específica de alérgenos (ASIT) o identificar alérgenos para poder evitarlos.
  • Prueba Serológica de Alergia (SAT): implica el uso de una muestra de sangre para identificar los alérgenos ofensivos mediante la medición de los niveles de anticuerpos (IgE).

4. biopsia de piel

Una biopsia de piel no revela cambios específicos que permitan el diagnóstico directo de dermatitis atópica felina, pero la histopatología de una muestra de piel sí permite descartar otros diagnósticos diferenciales.

5. Respuesta a la terapia:

Un proceso simple y lógico de descartar otras causas de picazón en la piel puede desempeñar un papel importante en el diagnóstico de la dermatitis atópica felina.

  • Una prueba de alimentos (dando solo una dieta especial durante 6 a 8 semanas) puede ser útil para descartar alergia alimentaria.
  • Tratamientos completos de parásitos (por ejemplo, implementar un control exhaustivo de las pulgas) a menudo son necesarios para descartar por completo los parásitos de la piel.
  • Una respuesta al tratamiento de prueba con medicación antiinflamatoria puede confirmar la probabilidad de dermatitis atópica.

¿Cuánto cuesta tratar a un gato con dermatitis atópica?

El costo depende de muchos factores de los casos individuales. Debe pedirle a su veterinario un presupuesto detallado antes de aceptar continuar con el tratamiento. Por lo general, puede costar $ 400 es $ 800 para llevar a cabo un trabajo inicial, luego $ 30 es $ 100 por mes para atención continua.

Tratamiento para la dermatitis atópica

gato recibiendo un medicamento

Las opciones de tratamiento generalmente incluyen corticosteroides o glucocorticoides, antihistamínicos, suplementos de EFA, inhibidores de calcineurina y champús.

Hay una serie de opciones de tratamiento.

  • La piedra angular del tratamiento ha sido corticoides o glucocorticoides, siendo común el uso de prednisolona oral, buscando la dosis más baja posible, quizás administrada en días alternos, según sea necesario para controlar el problema. Las inyecciones de glucocorticoides de depósito de acción prolongada son una alternativa útil para los gatos que son difíciles de medicar.
  • Antihistamínicos no son lo suficientemente fuertes para controlar los signos establecidos, pero pueden ser útiles en una etapa posterior para prevenir brotes.
  • Suplementos de ácidos grasos esenciales (AGE) puede ayudar a largo plazo al optimizar la salud de la piel y, por lo tanto, reducir la dosis necesaria de medicamentos más fuertes como los corticosteroides.
  • Inhibidores de la calcineurina como la ciclosporina (“Atopica”) y el tacrolimus son moduladores del sistema inmunitario que pueden ser útiles como parte del tratamiento a largo plazo.
  • Otros desarrollados más recientemente medicación antiinflamatoria como Oclacitinib (“Apoquel”) puede que aún no esté autorizado para gatos, pero los veterinarios pueden recomendarlo para ciertos casos.
  • Champús y baños puede ayudar en algunos casos (por ejemplo, baños con medicamentos específicos si la infección por malassezia está agravando la picazón).
  • Inmunoterapia: La inmunoterapia específica de alérgenos (ASIT) se puede usar para reducir la necesidad de medicamentos inmunomoduladores sistémicos más fuertes. ASIT funciona a través de un proceso conocido como hiposensibilización. Los alérgenos o antígenos causales se identifican primero mediante pruebas de alergia intradérmica (IDT) o análisis de sangre (SAT). Estos alérgenos pueden luego incorporarse en una formulación estéril hecha a la medida. Puede administrarse en dosis gradualmente crecientes mediante inyección subcutánea o gotas sublinguales, y puede ser efectivo en alrededor del 60% de los casos. La idea es que el sistema inmunitario del gato se vaya familiarizando poco a poco con los alérgenos, y así sea menos probable que reaccione de forma exagerada que es la que produce el picor.
  • Evitación de alérgenos puede ser posible en algunos casos (por ejemplo, quitar telas, evitar vegetación específica, etc.).

Seguimiento y Pronóstico

Dado que el principal signo de la dermatitis atópica es el picor, por lo general es sencillo para los propietarios controlar esta enfermedad, aunque los controles veterinarios regulares son útiles. La mayoría de los casos responden bien al tratamiento, aunque generalmente se necesita medicación continua a largo plazo.

Conclusión

La dermatitis atópica es un tipo de enfermedad alérgica de la piel que causa picazón y erupciones cutáneas en los gatos. A menudo necesita un manejo de por vida con medicación continua bajo supervisión veterinaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://www.casamariajax.com/

sbobet

slot777

slot pragmatic play

slot mahjong ways

slot one touch gaming

habanero slot

slot microgaming

slot spadegaming

blackjack online

slot joker123

slot pg

airbet88

casino online

slot princess

baccarat online

slot lucky neko

daftar ibcbet

https://epixfab.eu/cheat-slot/

https://whiskeybrowns.com/slot777/

sbobet

sbobet

extrardp

airbet88

https://www.intt.cl/airbet88-slot/

slot bet 100 perak

slot qris

slot777