Blog

¿Los gatos sienten tristeza? – Todo sobre los gatos

Spread the love

¿Cómo podemos saber si los gatos sienten tristeza, amor, felicidad y todo lo demás? ¿Es solo la intuición de los padres de mascotas o hay evidencia real por ahí? Siga leyendo para obtener información sobre cómo sabemos que los gatos sienten emociones, por qué pueden sentirse deprimidos, los signos de gatos infelices y cómo ayudar.

vista rápida

01

Los gatos pueden sentir emociones de amor, felicidad, tristeza e ira, y también pueden reconocer estas emociones en su gente.

02

Los síntomas de que un gato está triste incluyen cambios en sus hábitos habituales, como la alimentación, el sueño, el aseo, las interacciones sociales, el temperamento y el comportamiento.

03

Los gatos pueden estar tristes debido a cambios en el hogar o al duelo, pero la tristeza o la depresión también pueden ser causadas por una enfermedad, por lo que es importante descartar cualquier problema de salud subyacente que pueda causar síntomas similares.

¿Pueden los gatos sentir emociones?

Los gatos pueden vivir vidas solitarias, pero muchos eligen vivir en grupos sociales, ya sea con otros gatos o formando relaciones con su familia humana. Los estudios han demostrado que los gatos pueden percibir señales emocionales tanto de humanos como de otros gatos,(1) y puede reconocer diferentes emociones(3) en otros.

Los expertos en comportamiento felino están de acuerdo en que los gatos muestran muchas emociones similares a las emociones humanas, aunque se comunican de diferentes maneras.(2)

Lea también: 10 señales de que su gato quiere otro gato

¿Cómo puedo saber si mi gato está triste?

Para saber cómo se siente tu gato, observa los cambios de comportamiento, las interacciones sociales, el lenguaje corporal y la postura.

Los gatos se comunican de manera diferente a nosotros. No pueden decirnos si están angustiados, por lo que usan otras señales, como cambios de comportamiento, interacciones sociales, lenguaje corporal y postura. Aquí hay algunas señales comunes de que los gatos pueden sentirse tristes:

  • Dormir más: Los gatos duermen mucho, pero si su gato está inusualmente letárgico o cambia sus patrones de sueño, podría ser motivo de preocupación.
  • Mal arreglo: Los cambios en los hábitos de aseo son comunes en los gatos deprimidos.
  • Pérdida de apetito: Si tu gato está triste, es posible que coma menos.
  • Cambiar a la rutina: Si notas que tu gatito no sigue su rutina diaria habitual, esto podría ser un signo de depresión.
  • Dejar de jugar: Los gatos tristes pueden mostrar una pérdida de interés en sus juegos habituales.
  • Escondiéndose: Algunos gatos se esconden cuando están tristes o angustiados.
  • Cambios en el comportamiento: Un cambio de interacción con sus dueños y otros gatos es común en los gatos tristes: algunos se vuelven muy necesitados y pegajosos, mientras que otros hacen lo contrario y muestran agresividad.
  • Vocalización: Si tu gato está triste, es posible que emita gritos lastimeros o deje de vocalizar si suele ser un gato hablador.
  • Cambio de hábitos de baño: Un felino en apuros podría comenzar a rociar orina fuera de la caja de arena.

Es posible que un gato triste no muestre todos estos síntomas, pero todas estas son señales a tener en cuenta que sugieren que es posible que su gato no esté del todo bien. De manera confusa, muchos de estos signos en realidad pueden indicar una enfermedad, por lo que si nota alguno de estos cambios, primero programe un chequeo con su veterinario para descartar problemas de salud como dolor o enfermedad.

Lea también: ¿Los gatos saben cuándo estás triste?

¿Por qué mi gato puede estar triste?

La mayoría de nuestras mascotas domésticas llevan una vida encantada. Reciben abundante comida sabrosa, afecto, compañía y muchas siestas en el sofá. ¿Qué hay para estar triste? Bueno, los gatos pueden ser sensibles a los cambios, y aquí hay algunas razones por las que tu gatito puede sentirse deprimido.

1. Duelo

Los gatos pueden experimentar dolor si pierden a un compañero felino o humano.

La pérdida de un compañero felino, otro compañero de casa o incluso una persona en su hogar puede tener un gran efecto en el estado de ánimo de su gato. Los gatos pueden volverse muy unidos a los miembros del hogar, y su pérdida puede hacer que se sientan ansiosos y afligidos.

Lea también: Cómo ayudar a los gatos a lidiar con el duelo

2. Enfermedad o lesión

Las enfermedades a largo plazo pueden causar depresión y tristeza en algunos gatos.

Estar enfermo o con dolor nunca es agradable. Algunos problemas de salud son más propensos a causar cambios de comportamiento y estado de ánimo que otros, siendo la enfermedad del hígado graso, la diabetes y las enfermedades dentales los principales culpables. Una lesión puede dejar a tu gato incapaz de realizar acciones que normalmente disfruta, como saltar a la cama, lo que también puede afectar negativamente el estado de ánimo.

Lea también: 10 señales sutiles de que su gato puede estar enfermo

3. Ausencia del propietario

A pesar de lo que mucha gente piensa, los gatos suelen extrañar a sus humanos cuando están lejos.

Los gatos suelen formar relaciones muy estrechas con sus padres mascotas y les gusta pasar mucho tiempo con ellos. Algunos gatos pueden sufrir ansiedad por separación si sus dueños abandonan la casa de forma inesperada, por ejemplo, si hay un cambio en el horario de trabajo. También pueden luchar con un cambio en quién vive en su entorno familiar, por ejemplo, en casos de divorcio.

Lea también: Ansiedad por separación del gato: causas, síntomas y tratamiento

4. Cambiar

La mayoría de los gatos encuentran estresante cualquier tipo de cambio, y el estrés puede generar sentimientos de tristeza.

Los gatos son criaturas de hábitos, y cualquier interrupción de sus cuidadosas rutinas puede causar incertidumbre, estrés y depresión. Mudarse a una nueva casa, trabajar en la construcción, una nueva mascota o un bebé en la casa pueden alterar a nuestros sensibles felinos.

dar una mano amiga

Como dueños de gatos, todos queremos que nuestros gatos estén sanos y felices, y puede ser muy difícil ver a tu gatito angustiado. Si su gato parece triste o deprimido, y un veterinario ha descartado problemas médicos, pruebe estos consejos para mejorar el estado de ánimo de su gato.

1. Afecto

Un poco de atención adicional y algunos mimos pueden mejorar drásticamente el estado de ánimo de un gato.

A algunos gatos les gustan los abrazos más que a otros, pero asegurarse de brindarle atención y comodidad adicionales a su gato es importante para todos. Algunos gatos se volverán muy pegajosos si están tristes, y tu presencia los ayudará a sentirse más tranquilos y felices. Si su gato no es físicamente afectuoso, intente sentarse cerca de él y darle una golosina como una experiencia positiva y de unión.

Lea también: Cómo tener una mejor relación con su gato

2. tiempo de juego

Usar sus instintos naturales durante el juego puede ayudar a aliviar la tristeza.

Pasa un poco más de tiempo jugando con tu gato. Sacar sus juguetes favoritos y tener un buen juego mejorará su estado de ánimo, los distraerá de la fuente de su depresión y fortalecerá el vínculo entre ustedes.

Lea también: ¿Por qué a mi gato no le gusta que lo carguen?

3. Rutina predecible

Cuanto más dependa su gato de una rutina diaria, más cómodo se sentirá.

A los gatos les gusta tener un horario fijo para el día, y tener una rutina predecible puede ayudar a aliviar la ansiedad, especialmente si ha habido cambios recientes en el hogar, como la pérdida de una mascota o incluso una nueva mascota. Trate de hacer que los eventos importantes para su gato, como la hora de comer, jugar y acurrucarse, sean lo más consistentes posible.

Lea también: ¿Por qué mi gato es tan molesto? Explicación del comportamiento de búsqueda de atención del gato

4. Enriquecimiento

La vida en interiores es segura para los gatos, pero puede ser un poco aburrida si no les brindas suficiente enriquecimiento.

Es importante que tu gato tenga mucho que hacer en casa, especialmente si se cree que la ansiedad por separación es uno de los factores estresantes. Intente agregar un poste para rascar, algunos juguetes más o un alimentador de rompecabezas para mantenerlos ocupados y ocupados cuando no pueda estar con ellos. Un juguete lleno de hierba gatera puede ser una excelente manera de mantener a los gatos ocupados cuando te vayas.

Lea también: Los 5 mejores productos Catnip para gatos (spray, juguetes y más sorpresas)

5. Conductista felino

Un conductista puede ayudarte a resolver la depresión o tristeza de tu gato.

Si tu gatito está deprimido, letárgico y generalmente triste, es posible que necesites la ayuda de un experto. Si un veterinario ha descartado de manera concluyente problemas físicos, un conductista calificado podrá aconsejarte sobre cómo ayudar a tu pobre gatito triste.

¿Los gatos saben si estamos tristes?

Muchos dueños que se sienten deprimidos notan que sus gatos actúan de manera diferente con ellos.

Sí, ciertamente parece ser así a partir de la investigación. Los gatos han sido domesticados durante muchos años, en estrecho contacto con las personas. Se ha demostrado que forman fuertes lazos sociales con sus dueños.(4) y puede reconocer las emociones humanas(1).

También se ha comprobado que los gatos interactúan de manera diferente con las personas que se sienten deprimidas, agitadas o extrovertidas(5). Puede notar que su gato actúa de manera diferente a su alrededor cuando está triste en comparación con cuando está emocionado y feliz, por ejemplo.

Lea también: ¿Mi gato está deprimido? Signos, síntomas y cómo ayudar

Conclusiones clave

Es importante descartar cualquier problema médico subyacente que pueda estar relacionado con la tristeza de tu gato.

Los gatos pueden sentir emociones (¡y reconocer las nuestras!), pero expresan su amor, felicidad, tristeza e ira de diferentes maneras a nosotros los humanos. Los síntomas de que un gato está triste pueden incluir cambios en sus hábitos habituales, como la alimentación, el sueño, el aseo y las interacciones sociales, y pueden afectar su temperamento y comportamiento.

Es importante descartar cualquier condición de salud subyacente que pueda causar síntomas similares. Los gatos pueden estar tristes debido a cambios en el hogar, aflicción o enfermedad. Hay formas de ayudar a tu gato si te preocupa su estado de ánimo, principalmente pasando más tiempo con él haciendo sus actividades favoritas.

Lea también: ¿Tu gato está solo? Estos 7 signos te ayudarán a descubrirlo

Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si tu gato está triste?

Los gatos muestran tristeza a través de cambios en sus hábitos habituales, que incluyen dormir más y comer y asearse menos, y a través de un comportamiento alterado, como volverse más pegajosos, esconderse o incluso volverse agresivos.

¿A los gatos les importa si lloras?

Se ha demostrado que los gatos pueden reconocer diferentes emociones humanas. También responden de manera diferente a las personas según las señales emocionales, como permanecer más cerca de los dueños que están deprimidos.

¿Los gatos se ponen tristes cuando te vas?

Algunos gatos sufren de ansiedad por separación y se ponen ansiosos y tristes cuando un dueño los deja. Otros solo se verán afectados por una ausencia inesperada, como un cambio en el horario de trabajo.

¿Mi gato me extrañará cuando me mude?

Algunos gatos pueden ponerse tristes y estresados ​​por un cambio en el hogar. Su respuesta variará según la fuerza del vínculo entre el gato y la persona que se va, y el temperamento del gato.

Ver fuentes

Galvan M., Vonk J. (2016) ‘El otro mejor amigo del hombre: los gatos domésticos (F. silvestris catus) y su discriminación de las señales de emoción humana’. Animación Cog. 19: 193–205.

Karagiannis C y Heath SE (2015) ‘Comprender las emociones’, págs. 228-234 En Rodan I y Heath SE (Eds) Salud conductual felina y bienestar Publicado por Elsevier

Quaranta, A., d’Ingeo, S., Amoruso, A. & Siniscalchi, M. (2020). ‘Reconocimiento de emociones en gatos’ Animales (Basilea) 10 (7): 1107

Turner DC (1991) ‘La etología de la relación humano-gato’ Suizo. Arco. Veterinario. Medicina. 133: 63–70

Turner DC, Rieger G. (2001) ‘Las personas que viven solas y sus gatos: un estudio del estado de ánimo humano y el comportamiento posterior’. Antrozoos. 14: 38–46.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *