Blog

¿Por qué los gatos gritan cuando se aparean?

Spread the love

Cuando los gatos se aparean, puede parecer más una pelea que un encuentro romántico. Por dramático que pueda parecer, estos ruidos de apareamiento felinos no son motivo de preocupación.

Sin embargo, la gata está justificada para gritar, y tiene mucho que ver con un pene espinoso (¡sí, leíste bien!). Aquí, observamos el proceso de apareamiento felino desde el cortejo hasta la cópula, y por qué un pene espinoso es una peculiaridad anatómica útil.

vista rápida

01

La temporada de reproducción felina es generalmente de febrero a octubre en el hemisferio norte.

02

Las reinas necesitan aparearse de tres a cuatro veces en un período de 24 horas para estimular la ovulación.

03

Las gatas gritan porque el apareamiento es doloroso y provoca un shock hormonal que puede desencadenar un comportamiento agresivo.

Antes de entrar en el meollo del apareamiento ruidoso, es útil conocer algunos conceptos básicos sobre el ciclo reproductivo felino y por qué el ruido comienza incluso antes de que un gato macho esté en escena.

Lea también: Sexado de gatitos: ¿Cómo determinar el sexo de su gatito?

La madurez sexual y la temporada de apareamiento

La temporada de reproducción felina es generalmente de febrero a octubre en el hemisferio norte y de octubre a febrero en el hemisferio sur.

Las gatas, también conocidas como reinas, pueden alcanzar la madurez sexual y comenzar a reproducirse desde los 4 meses de edad. Los gatos machos tienden a ser un poco mayores antes de llegar a la pubertad, generalmente alrededor de los 6 meses de edad.

Los días más largos y las temperaturas más cálidas inician la temporada de reproducción de los gatos. Esta temporada suele durar de febrero a octubre en el hemisferio norte y de octubre a febrero en el hemisferio sur. Sin embargo, la iluminación artificial y la temperatura de la casa significan que algunos gatos de interior pueden reproducirse durante todo el año.

Lea también: ¿Por qué aúllan los gatos? Un veterinario explica

calores y llamadas

Gato atigrado marrón tumbado en la alfombra

Las reinas en celo a menudo ruedan por el suelo y pueden levantar el trasero en el aire (llamado lordosis).

Cuando una reina es receptiva a las atenciones de un pretendiente masculino y está lista para reproducirse, se dice que está «en celo» o «en temporada». Aquí es cuando comienza el ruido. Las reinas en celo se vuelven bastante vocales y «llaman» para atraer a los machos para el apareamiento. También comienzan a comportarse de manera un poco extraña, incluso pareciendo tener dolor o angustia (¡no te preocupes, no es así!).

Las señales de que tu gata está en celo incluyen:

  • Inquietud
  • Una fuerte llamada trino o lamento (llamada)
  • Frotando y rodando
  • Lordosis (bajando su parte delantera y pegando su parte trasera en el aire)

Un ciclo de celo dura alrededor de siete a 10 días y se repite cada dos o tres semanas durante la temporada de reproducción hasta que la gata está preñada (o esterilizada). Los gatos machos pueden devolver la llamada y, a menudo, competir y luchar entre sí por las hembras, lo que se suma a la conmoción general que rodea a la reproducción.

Aunque la llamada es algo ruidosa, el verdadero grito comienza una vez que comienza el apareamiento. Veamos el proceso de apareamiento (cópula) y por qué genera un nivel completamente nuevo de expresión vocal.

Lea también: Gato en celo: signos, síntomas y cuidados

Comportamiento de apareamiento

El gato muerde el cuello de la reina para evitar que se gire y lo ataque.

Durante la cópula, el macho monta a la hembra y le muerde el cuello para mantenerla inmóvil en una muestra de dominio. El gato hace esto para protegerse a sí mismo: se cree que morder relaja a la reina y evita que se gire y lo ataque.

Aquí es donde las cosas pueden comenzar a ponerse aún más ruidosas. La hembra gritará durante o al final de la cópula, y el macho podría unirse en respuesta. El coito en los gatos es puramente funcional, ¡así que no hay tiempo para el romance aquí!

Una vez que termina el asunto del apareamiento y el macho comienza a quitarse el pene, el comportamiento de la reina se vuelve bastante frenético: sus pupilas se dilatan y llora o maúlla muy fuerte (también conocido como maullido). No hay amor perdido, ya que la hembra a menudo se vuelve y ataca al gato antes de comenzar a lamer su área genital durante unos minutos. Luego, normalmente rodará varias veces antes de recuperarse y comenzar a llamar nuevamente, a veces en tan solo 30 minutos.

Lea también: ¿Por qué los gatos se muerden el cuello unos a otros?

Ovuladores de estimulación y apareamientos múltiples

como se comunican los gatos

Las reinas necesitan aparearse de tres a cuatro veces en un período de 24 horas para estimular la ovulación.

Las gatas son ovuladoras basadas en la estimulación: la reina necesita aparearse para que sus ovarios liberen óvulos, listos para ser fertilizados. La mayoría de las gatas necesitan aparearse de tres a cuatro veces en 24 horas para estimular la liberación de óvulos (ovulación), por lo que es poco probable que queden embarazadas solo después del primer apareamiento.

Las reinas a menudo se aparean con varios gatos diferentes en un corto período de tiempo para aumentar sus posibilidades de ovular y quedar embarazadas, por lo que una camada de gatitos puede tener varios padres diferentes. Esto puede sonar un poco promiscuo, pero es parte de la forma natural de asegurar el éxito reproductivo y la supervivencia de las especies. ¡Es un rasgo evolutivo bastante inteligente!

Muchos apareamientos significan muchos gritos, pero ¿por qué exactamente?

Lea también: ¿Pueden los gatos sentir el embarazo?

¿Por qué todo el ruido?

señales de que tu gato confía en ti

Las hembras gritan porque el apareamiento es doloroso y provoca un shock hormonal que puede desencadenar un comportamiento agresivo.

Tanto la reina como el gato pueden ser ruidosos durante el apareamiento, pero la hembra tiende a ser responsable de algunos de los ruidos más dramáticos. Realmente no es tan sorprendente considerando la interesante anatomía de los órganos reproductivos del gato macho.

El pene felino está cubierto de pequeñas espinas queratinizadas que desencadenan la ovulación cuando está dentro de la hembra. Estas púas también ayudan a mantener el pene en su lugar durante el apareamiento. Esta anatomía es una peculiaridad anatómica esencial que aumenta las posibilidades de apareamiento y embarazo exitosos, pero también genera una experiencia dolorosa y áspera y, por lo tanto, es parte de la razón detrás de los gritos de la reina, especialmente cuando se extrae el pene al final de apareamiento.

La hembra también experimenta un shock hormonal durante o inmediatamente después del apareamiento. También se cree que este rápido aumento hormonal juega un papel en los gritos y el frenético comportamiento agresivo hacia el macho después de la cópula.

Lea también: Guía de genitales felinos: lo que necesita saber

¿Puedes hacer que tu gato deje de gritar?

La mejor manera de detener los comportamientos relacionados con el apareamiento es esterilizar o castrar a tu gato.

Está claro que el apareamiento está lejos de ser un proceso silencioso en los gatos. Las reinas entran en temporada cada dos o tres semanas (o antes) y solo tendrán descansos relativamente cortos de llamadas. Tanto los gatos machos como las hembras deambularán en busca de una pareja, y las peleas entre machos son comunes mientras compiten por la atención de una reina.

Todo esto puede ser bastante tedioso para los gatos y sus dueños. Si no planea criar a su gato, la forma más efectiva de detener este comportamiento es castrarlo (¡también hay muchos otros beneficios!). Pídele consejo a tu veterinario sobre cómo esterilizar o castrar a tu gato.

Lea también: 6 razones por las que su gato hace ruidos extraños por la noche

Pensamientos finales

Gritar es parte de un ritual de apareamiento normal y saludable, pero puede sonar alarmante para los no iniciados.

Los gatos pueden ser muy vocales antes del apareamiento, pero lo llevan a un nivel expresivo completamente nuevo durante la cópula. Gritar es parte de un ritual de apareamiento normal y saludable, incluso si parece un poco alarmante o extraño para los no iniciados. El pene espinoso del gato, los cambios hormonales, las llamadas y la competencia masculina juegan su papel en hacer que el apareamiento felino sea un asunto ruidoso.

Lea también: ¿Cuánto cuesta esterilizar o castrar a un gato?

Preguntas frecuentes

¿Por qué el apareamiento de gatos es doloroso para ellos?

El gato macho tiene púas en el pene que pueden causar molestias a la hembra al aparearse. Los picos cumplen un papel importante para ayudar a inducir la ovulación (liberación de óvulos) en la gata, lista para la fertilización.

¿Por qué las gatas ruedan después del apareamiento?

Rodar es una reacción normal después del apareamiento que se debe en parte a un shock hormonal confuso, pero también puede ayudar a aliviar la tensión y ayudar a atraer nuevas parejas al eliminar parte del olor que deja el macho.

¿Las gatas sienten placer cuando se aparean?

Sí. Los gatos se aparean para reproducirse. El proceso no está diseñado para ser placentero, y en realidad es un poco incómodo para la hembra debido a las púas en el pene del gato macho.

¿Las gatas quedan embarazadas cada vez que se aparean?

Sí. Las gatas son ovuladoras basadas en la estimulación, por lo que deben aparearse para que sus óvulos se liberen (ovulen). Las reinas generalmente necesitan ser apareadas tres o cuatro veces en 24 horas para estimular la ovulación y quedar embarazadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *